Acciona Energía es un operador global en energías renovables con más de 20 años de experiencia en el sector. Dispone en propiedad de 218 parques de energía eólica que suman 7.042 MW; 80 centrales hidroeléctricas (929 MW); 6 centrales de energía termosolar (314 MW); una de las mayores centrales de energía solar fotovoltaica del mundo (94 MWp) y tres plantas de biomasa (61 MW). La compañía desarrolla proyectos para terceros en las tecnologías eólica y fotovoltaica, y a través de su filial Acciona Windpower produce aerogeneradores de tecnología propia. Acciona Energía ha puesto en marcha la central solar fotovoltaica de Sishen, que, con 216 gigavatios hora (GWh) de generación eléctrica anual, será la de mayor producción entre las actualmente operativas en el continente africano. Participada mayoritariamente por la compañía, es la primera instalación fotovoltaica construida por Acciona en Sudáfrica, un mercado con elevado potencial de crecimiento en el sector de las energías renovables. La central consta de 94,3 megavatios de potencia pico (MWp) -74 MW nominales- y está situada en el municipio de Dibeng, provincia de Northern Cape, al noroeste del país. El excepcional recurso solar de la zona y la configuración de la planta, con estructuras de seguimiento horizontal que permiten a los paneles fotovoltaicos captar mayor irradiación al seguir la trayectoria del sol, permitirá a esta central producir al año electricidad equivalente al consumo de unos 100.000 hogares sudafricanos, evitando la emisión a la atmósfera de 208.000 toneladas de CO2 en centrales de carbón. Desplegada sobre una superficie aproximada de 250 hectáreas, la planta está compuesta por 470 estructuras de seguimiento solar, en las que asientan un total de 319.600 módulos fotovoltaicos. En línea recta, las filas de paneles integradas en cada estructura –17 vigas de 41 metros de longitud- alcanzarían 327 kilómetros. La producción es suministrada ya a la red eléctrica de la compañía pública Eskom, en virtud de un contrato de venta de energía a largo plazo (PPA por sus siglas en inglés). “La puesta en marcha de Sishen es para nosotros un hito de gran relevancia, por tratarse de la mayor planta fotovoltaica construida por nuestra compañía en el mundo y por ser nuestra primera instalación renovable en Sudáfrica, un país en el que esperamos incrementar nuestra presencia de forma significativa”, ha declarado Rafael Mateo, CEO de ACCIONA Energía. “Estamos satisfechos de contribuir al cumplimiento de los objetivos de Sudáfrica para lograr un sistema energético más sostenible, y de crear empleo y valor añadido en el país”, ha añadido. Casi mil empleos en la fase de construcción El proyecto de Sishen fue aprobado por el Departamento de Energía sudafricano en la segunda ronda del programa Renewable Energy Independent Power Producer Procurement Program (REIPPPP), promovido para incrementar la participación de las energías renovables en el mix energético nacional, dominado por el carbón en más del 70%. El REIPPPP se ha fijado alcanzar un objetivo de 3.725 MW en tecnologías renovables, distribuido en cinco rondas, cuya última convocatoria tendrá lugar previsiblemente en 2015. El consorcio propietario de la planta de Sishen está integrado, como socios de referencia, por ACCIONA Energía (51% del capital) y la compañía sudafricana de infraestructuras Aveng (29%). Participan asimismo la entidad Soul City Broad-Based Empowerment Company (SCBBEC) –filial del Soul City Institute, organización dedicada a la promoción de la salud y el cambio social-, y una entidad de promoción comunitaria –Local Community Trust-, ambas con un 10%. Las obras, realizadas en la modalidad de EPC por una sociedad conjunta entre ACCIONA Energía y Aveng, se iniciaron en agosto de 2013 y han concluido con la puesta en marcha de la instalación a finales de noviembre de 2014. La construcción de la planta ha supuesto, en los meses de mayor actividad, la creación de 1.000 empleos. La plantilla en la fase de operación será de 16 personas. Sudáfrica es un país estratégico para ACCIONA Energía. La compañía ultima la construcción de un parque eólico de 138 MW en la provincia de Western Cape, también adjudicado en la segunda ronda del REIPPPP, y trabaja en varios proyectos eólicos y fotovoltaicos, al tiempo que intensifica su actividad de comercialización de aerogeneradores. Otra División del Grupo -ACCIONA Infraestructuras- participa, también en Sudáfrica, en la construcción de la central termosolar Bokpoort. Un proyecto de 50 MW de potencia liderado por el grupo saudí ACWA Power. Con la puesta en marcha de Sishen, ACCIONA Energía dispone en propiedad de instalaciones operativas en 15 países, que totalizan casi 8.500 MW.

Enel Green Power conecta 6 nuevas plantas solares fotovoltaicas

Las 6 plantas fotovoltaicas de la filial de energías renovables de Endesa, situadas tres de ellas en los municipios de Logrosán (Cáceres) y otras tres en Casas de Don Pedro y Talarrubias, (Badajoz), tienen una capacidad de 42 MW cada una, producirán alrededor de 500 GWh al año y han supuesto una inversión de 200 millones de euros.

Endesa conecta así a la red el total de proyectos solares que tenía adjudicados en la subasta de 2017 (339 MW), 6 plantas en Extremadura y una en Totana (Murcia), que se conectó en septiembre.
La construcción de esta capacidad renovable responde a la estrategia de Endesa de descarbonizar su mix de generación, un proceso cuyo primer hito es alcanzar 8,4 GW de capacidad instalada renovable en 2021, con una inversión total de unos 2.000 millones de euros.
Enel Green Power España (EGPE), la filial de energías renovables de Endesa, ha conectado a la red las 6 nuevas plantas solares fotovoltaicas de 42 megavatios cada una (252 MW) que ha terminado de construir en Extremadura, y que han supuesto una inversión total de 200 millones de euros. Endesa conecta así a la red el total de proyectos solares que tenía adjudicados en la subasta de 2017 (339 MW), 6 plantas en Extremadura y una en Totana (Murcia), que se conectó en septiembre.
José Bogas, consejero delegado de Endesa, ha afirmado que “la puesta en funcionamiento de este proyecto supone un hito para la compañía, no sólo porque se trata de un parque construido en un tiempo récord, sino porque se han utilizado técnicas y sistemas de construcción de alta tecnología muy novedosos en España. Se trata de un paso más en el compromiso de Endesa con la producción de energía limpia, uno de los pilares de la política nacional de transición energética”.
EGPE se adjudicó 540 MW eólicos y 339 MW solares en las subastas del Gobierno celebradas en mayo de 2017, con una inversión total de más de 800 millones de euros. En estos momentos, la compañía ya ha conectado a la red 389 MW (339 solares y 50 eólicos), y ultima la construcción y conexión de los restantes 490 MW eólicos, que estarán listos para final de año.
La construcción de esta capacidad renovable responde a la estrategia de Endesa de descarbonizar su mix de generación, un proceso cuyo primer hito es alcanzar 8,4 GW de capacidad instalada renovable en 2021, frente a los 6,5 GW actuales, con una inversión total de unos 2.000 millones de euros.
Las tres instalaciones fotovoltaicas de Endesa en Logrosán -Baylio, Dehesa de los Guadalupes y Furatena - tienen una potencia de más de 42 megavatios cada una (127 MW en total), y para su construcción se han invertido aproximadamente 100 millones de euros. Estas instalaciones solares están compuestas por alrededor de 372.000 módulos, y tienen capacidad para generar más de 240 GWh por año, evitando la emisión anual de aproximadamente 158.000 toneladas de CO2 a la atmósfera.
Por su parte, las tres plantas solares de Endesa en Casas de Don Pedro y Talarrubias -Navalvillar, Valdecaballero y Castilblanco- tienen una potencia de más de 42 MW cada una, y para su construcción se han invertido otros 100 millones de euros aproximadamente. Estas instalaciones solares, compuestas por más de 372.000 módulos, tienen capacidad para generar aproximadamente 250 GWh por año, evitando la emisión anual de más de 164.000 toneladas de CO2 a la atmósfera.
La construcción estas plantas se ha basado en modelo de "Sitio de Construcción Sostenible" de Enel Green Power, que incorpora el uso de energía renovable durante la construcción a través de un sistema fotovoltaico que cubre las necesidades energéticas de los trabajos, así como la puesta en marcha de iniciativas para que la población local participe en el desarrollo del proyecto.
Endesa sigue un modelo de desarrollo de instalaciones que incorpora acciones de creación de valor social para los entornos en los que las construye, el denominado modelo CSV (Creating Shared Value). En concreto, las acciones CSV implantadas en Extremadura han fomentado el empleo y la mejora de la empleabilidad de la población extremeña, priorizando la contratación de mano de obra local para la construcción de las plantas, así como la contratación local para trabajos relacionados con la obra, servicios de restauración y alojamiento de trabajadores, cursos de formación en energías renovables para los residentes locales, y otras asociaciones locales.