Las nuevas instalaciones eólicas en el mundo se redujeron en 2013 por primera vez en la historia del sector, por debajo del nivel de 2009, anunció el miércoles el Consejo Mundial de la Energía Eólica (GWEC). El año pasado, la capacidad total de producción de electricidad de las plantas eólicas nuevas se elevó a 35.467 megawatios (MW), un 22% menos que en 2012, según datos de la federación del sector. Hay que remontarse a 2008 (26,9 GW) para encontrar una producción inferior, pese a que el nivel de 2013 fue cuatro veces superior al de hace una década. El parque eólico instalado registró un crecimiento del 12,5%, inferior al 18,8% de 2012, según GWEC. La capacidad eólica en el mundo superó por primera vez los 300 gigawatios (318,1 GW el 31 de diciembre), solo cinco años después de superar los 100 GW. "Aunque 2013 ha sido un año más difícil para el sector (...), las perspectivas para 2014 y después son mucho mejores", dice el GWEC, que atribuye esta desaceleración a los malos resultados del mercado estadounidense, donde está en entredicho el apoyo público. En Europa, el número de instalaciones ha bajado un 8%, "pero con una concentración malsana en dos países, Alemania y Reino Unido", dice el secretario general del GWEC, Steve Sawyer. En 2014, se prevé que el mercado vuelva "al menos al nivel de 2012 (45,2 GW) y quizá lo supere", según la Federación Eólica Mundial, que anunciará sus previsiones firmes en abril. En 2013, el 45,4% de las nuevas capacidades se instalaron en China (16,1 GW), según el GWEC, por delante de Alemania (3,2 GW), Reino Unido (1,9 GW), India (1,7 GW), Canadá (1,6 GW) y Estados Unidos (1,1 GW). Francia, donde 2013 fue catastrófico para la energía eólica con cerca del 0,6 GW instalado, salió de los diez primeros, al igual que España, que ha cortado drásticamente las ayudas públicas a las energías renovables. China consolida su primera plaza con 91,4 GW de capacidad instalada. Le siguen Estados Unidos (61,1 GW), Alemania (34,2 GW), España (23,0 GW), India (20,1 GW), Reino Unido (10,5 GW), Italia (8,6 GW) y Francia.

Eólica Vestas ganó 599 millones netos hasta septiembre

REVE

Vestas Wind Systems, uno de los principales consorcios eólicos mundiales y el mayor fabricante de aerogeneradores, presentó una ganancia neta de 599 millones de euros hasta septiembre, un 4 % menos interanual.

El beneficio neto de explotación (ebit) se redujo un 8 % hasta 845 millones, mientras que el beneficio bruto de explotación (ebitda) se situó en 1.152 millones, un 6 % menor.

La facturación en los nueve primeros meses del año ascendió a 6.834 millones, lo que supone una caída del 1 por ciento.

La potencia producida fue de 8.497 megavatios, un 15 % más que un año atrás, y la potencia instalada, de 5.791 megavatios, un 11 % inferior.

En el tercer trimestre la eólica danesa ganó 253 millones de euros, un 18 % menos interanual, debido a la fuerte competencia en el sector y a la caída de los precios, según consta en el balance.

El ebit y el ebitda cayeron un 18 y un 14 % hasta 355 y 453 millones, respectivamente.

Vestas obtuvo unos ingresos de 2.743 millones en el tercer trimestre, lo que supone una caída del 6 % respecto al mismo período de 2016.

La potencia producida fue de 3.031 megavatios, un 12 % más interanual, y la instalada, de 2.404, un 14 % menos.

La compañía indicó que la revisión de las previsiones, aunque continúan reflejando un “buen nivel de actividad”, reflejan “cierta incertidumbre relacionada con la reforma fiscal de EEUU”. Vestas es el fabricante de turbinas más expuesto al mercado estadounidense.

Al respecto de las cuentas, el presidente y consejero delegado de Vestas, Anders Runevad, explicó que el grupo logró un mayor consumo de pedidos y obtuvo unas ganancias “saludables” a pesar de que el mercado está viendo cómo la competencia se está acelerando y la rentabilidad es “decreciente”.

“A medida que el mercado continúa evolucionando a un ritmo acelerado, seguiremos enfocados en mantener nuestra posición de liderazgo ejecutando nuestra estrategia y aumentando la eficiencia”, señaló Runevad.

En el tercer trimestre del ejercicio, Vestas obtuvo un beneficio neto de 253 millones de euros, un 18% menos que en el mismo periodo del año precedente, mientras que la facturación total se situó en 2.743 millones de euros, un 5,5% menos.

En este sentido, el Ebit entre los meses de julio y septiembre de Vestas se situó en 355 millones de euros, un 18% menos que en el periodo equivalente de un año antes, mientras que el Ebitda alcanzó los 453 millones de euros, un 14% inferior.