Plan de energía de Panamá pide reducir a 53,1% las fuentes fósiles

REVE

Incluir en la matriz energética de Panamá energías renovables como la eólica propone el Plan Energético 2015-2050, con miras a reducir en 35 años las de combustibles fósiles de 70 a 53,1 %, dijo este jueves Fernando Hiraldo, representante del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

El plan presentado este jueves a autoridades locales muestra proyecciones al 2050 de cómo será distribuida la matriz energética, siendo generada en un 53,1 % por petróleo; 17,9 % carbón; 15,3 % gas natural licuado y un 13 % renovables.

“Uno de los ejes de trabajo del Atlas Energético es cómo se podrá diversificar la matriz energética, reducir el peso del petróleo y aumentar el peso de las energías renovables como la solar y eólicas al 2050”, dijo el portavoz, que presentó el documento a entidades de Gobierno en la capital panameña.

El español Hiraldo mencionó que en la actualidad el país depende del petróleo en un 70 %, y que al ser importador se enfrenta a los altos costos del mercado; por lo cual indicó que el Plan recomienda reducir los niveles de petróleo y sus derivados en unos 25 puntos porcentuales.

“Este cambio llevará tiempo, por eso creemos que esta estrategia es un hito que pone en el debate público panameño un cambio del modelo de desarrollo de la nación”, señaló.

Propuso que para lograr ese objetivo el país tiene que recurrir a la implementación y creación de políticas públicas focalizadas, dar incentivos que promuevan el uso de energías renovables frente a las fósiles, y considerar los elementos de planificación urbana en conjunto con los ciudadanos.

El encargado adjunto también mencionó que otros desafíos que se abordan en el Atlas es el de garantizar el acceso universal a la energía a toda la población panameña y su distribución.

“En Panamá el 90 % de las familias tiene acceso a electricidad, pero unas 100.000 familias no, por lo que hay que trabajar en la distribución del acceso, sobre todo en áreas comarcales en donde un 4 % tienen acceso a ella”, argumentó.

En el evento la vicepresidenta y canciller panameña, Isabel De Saint Malo, dijo que la propuesta hacia el 2050 tiene que involucrar diversos sectores y actores de todo el país.

“El plan de matriz energética se encamina hacia esa dirección, nuestro parque eólico aporta un 8 %(…), trabajamos en la diversificación y la energía limpia para que sea un elemento de ese desarrollo”, expresó De Saint Malo.

La capacidad instalada de generación eléctrica del país es alrededor de 1.426 megavatios, de los cuales un 53 % proviene de hidroeléctricas, un 40 % de plantas térmicas de hidrocarburos y un 8 % del parque eólico, según datos oficiales.

La propuesta del Atlas Energético está conformada por cuatro pilares: acceso universal y la reducción de pobreza energética; descarbonización de la matriz energética, eficiencia energética, y la sobriedad de consumo; y seguridad energética.

La elaboración del proyecto fue llevado por la Secretaria Nacional de Energía, PNUD, CAF Banco de Desarrollo de América Latina, Banco Interamericano de Desarrollo y el Centro Internacional para el Desarrollo sostenible.