China colabora para expandir energía eólica en norte de Argentina.

Relaciones entre Argentina y China pasan por un gran momento

REVE

“Las relaciones entre Argentina y China pasan por un gran momento”, afirmó el embajador de Argentina en China, Diego Guelar, quien añadió que China “será el país determinante en el siglo XXI y no supone una amenaza para nadie”.

Guelar, quien fue entrevistado por Xinhua el día posterior a la celebración del 45º aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países, revisó el estado de los lazos bilaterales y el futuro de la economía china.

“Estamos entrando en lo que denomino la tercera etapa de nuestra relación”, destacó el diplomático que hizo un repaso a la evolución de las relaciones diplomáticas que se iniciaron en 1972.

“De 1972 a 2004 hubo un establecimiento de los lazos, pero era muy lejano, no sólo geográficamente, sino también en el contenido”. De 2004 a 2014 “se sentaron las bases para la asociación estratégica, que en 2014 y 2016 pasó a ser una asociación estratégica integral”, detalló.

Guelar resaltó el potencial transformador para Argentina de esta asociación con China. “Toda la matriz energética de mi país para los próximos 20 años está marcada por ella”, dijo.

El diplomático subrayó la construcción de dos centrales nucleares en el país austral, que cuentan con inversión china y que “están a punto de iniciarse”, el par de centrales hidroeléctricas “que se encuentran en un estado avanzado de negociación” y que también cuentan con financiación del país asiático, y los proyectos de energías renovables, especialmente eólica y solar.

El diplomático argentino también destacó el papel de Argentina como productor de alimentos. “Nuestro país es capaz de alimentar a 400 millones de personas actualmente. En cinco años, podremos dar de comer a 800 millones y ese crecimiento vendrá exclusivamente de China.

“Tenemos otros campos de relación, pero la nave capitana de la asociación estratégica es el complejo agroindustrial argentino”, subrayó. Otros campos que esta asociación abarca son el transporte, el turismo o la cultura y el deporte.

Guelar sostuvo que la prevista visita de Estado del mandatario argentino Mauricio Macri, ayudará a promover la cooperación del fútbol entre ambos lados, “un tema tan sensible para la identidad del pueblo argentino y que cada día también es una señal de identidad más fuerte para el pueblo chino”.

Respecto a los intercambios culturales, Guelar resaltó la “gran cooperación entre universidades, una vía que se desarrolla de una forma descentralizada y crece de forma constante”.

El diplomático destacó la presencia de China en Argentina, “donde hay abiertos tres Institutos Confucio”, y resaltó las negociaciones para la apertura de un centro cultural argentino en China y un centro cultural chino en Argentina.

“El turismo va a ser un campo muy importante en nuestras relaciones”, dijo y agregó que “ya que si hay una cuestión que acerca a dos pueblos, ése el turismo”.

El embajador se mostró optimista sobre el futuro intercambio del turismo a pesar del actual desequilibrio de las cifras de turistas entre los dos países. “Creo que esta tendencia se va a revertir, aunque hay mucho que trabajar en cuestión de infraestructuras o en el aumento de vuelos directos entre ambos países”, subrayó.

Sobre el futuro de la economía china, que en 2016 se expandió un 6,7 por ciento, Guelar dijo que “El crecimiento sigue siendo alto” y destacó que “en los próximos años veremos incrementos de entre el tres y cuatro por ciento. Eso no significa que baje el crecimiento, sino que el nivel de desarrollo del país hará que esa subida sea tan voluminosa como en las anteriores etapas”.

Guelar dejó claro que “China es la locomotora del crecimiento mundial y no tengo la menor duda de que es el país determinante del siglo XIX”.

Sobre el papel de China en los asuntos internacionales, el embajador argentino aseguró que “Creo que en la próxima década China va a actuar como un actor responsable central del equilibrio, del crecimiento y de la razonabilidad en lo relativo a las cuestiones mundiales”.

Además, el embajador comentó el progreso de China en el ámbito de la protección ambiental. “China tiene un importante programa de energías limpias y se ha convertido en un líder mundial del cuidado del medio ambiente, un ámbito en el que Argentina puede cooperar”, dijo el embajador.