Reino Unido adelante un año el hachazo a la eólica terrestre, siguiendo a Rajoy, el otro Atila de las energías renovables

REVE

El Gobierno conservador del Reino Unido anunció hoy que dejará de otorgar subvenciones para construir nuevos parques eólicos en tierra firme a partir del 1 de abril de 2016, un año antes de lo previsto.

La ministra británica de Energía y Cambio Climático, Amber Rudd, dijo que el volumen de instalaciones eólicas ya programadas permitirá cumplir con los objetivos del sector de cara a 2020, por lo que considera «apropiado restringir el despliegue» de nuevos parques eólicos.

El Gobierno de Londres, que dedicó el año pasado más de 800 millones de libras (1.110 millones de euros) a subvencionar el sector, aspira con esta medida a «equilibrar los intereses de los fabricantes» con los del «público general».

UK-wind-farm-wind-energy

Según la ministra, las turbinas en tierra firme «a menudo no cuentan con el apoyo de la opinión pública y no pueden proveer por ellas mismas la capacidad firme que requiere un sistema de energía estable».

El Reino Unido cuenta con 5.061 turbinas eólicas en funcionamiento en tierra firme y otras 2.845 han recibido ya los permisos necesarios, de las cuales se han comenzado a levantar 637.

 

Los parques eólicos «onshore» generan el 80 % de la energía generada por el viento en el país, mientras que el otro 20 % proviene de instalaciones frente a la costa, un cuarto de ellas ubicadas en el estuario del Támesis.

Esas instalaciones generan el 5,6 % de los requerimientos energéticos del Reino Unido, suficiente para cubrir las necesidades de 5,5 millones de hogares durante un año.

Rudd informó de que habrá un «periodo de gracia» para aquellos proyectos que han comenzado ya a tramitar permisos para instalar nuevos campos eólicos, si bien la portavoz laborista de Energía, Carol Flint, avanzó que cerca de 1.000 proyectos de inversión podrían verse afectados por el fin de las subvenciones.

La medida ha despertado críticas desde la industria, que subraya que los campos eólicos «onshore» son la forma de energía limpia más barata, y de organizaciones ecologistas, que argumentan que es uno de los métodos más efectivos para reducir las emisiones de CO2.

Para la líder del Partido Verde, Natalie Bennet, «la afirmación de que ‘ya tenemos suficiente energía eólica en tierra’ es ridícula, teniendo en cuenta lo atrasado que está el Reino Unido respecto a otros países de la Unión Europea (UE) en producción de renovables».

«Demuestra las prioridades sesgadas que tiene este Gobierno, que está determinado en negar el apoyo a las fuentes sostenibles de energía que más necesitamos desarrollar, mientras continúa subsidiando a las compañías de petróleo, gas y carbón a través de incentivos fiscales», recalcó Bennet.

Maria McCaffery, directora ejecutiva de RenewableUK, organización que agrupa a diversas compañías del sector, afirmó que la medida es una «señal de alarma» no solo para las empresas de energía renovable, sino también para todos los inversores con intereses en el ámbito de las infraestructuras en el Reino Unido.

McCaffery subrayó, además, que «la factura energética de la gente se incrementará como consecuencia directa de las acciones del Gobierno».

El Ejecutivo británico prevé poner en marcha un nuevo sistema de subsidios para energías con bajas emisiones de CO2, aunque todavía no ha aclarado si las turbinas en tierra firme podrán entrar dentro de ese plan.

 

http://www.evwind.es/2015/06/18/uk-to-end-onshore-wind-energy-subsidies-one-year-ahead-of-schedule/52834

 

http://www.evwind.com/2015/06/18/el-gobierno-conservador-de-reino-unido-elimina-las-primas-para-energia-eolica-terrestre/