Las energías renovables (eólica, fotovoltaica y termosolar) cubrieron el 34% de la demanda eléctrica en julio

Puerto Rico debe basarse en la eólica, termosolar, energía solar fotovoltaica y otras energías renovables

REVE

Puerto Rico debe dar prioridad a la producción de energía solar y eólica para romper con la dependencia de combustibles fósiles, como el petróleo y el gas, opinó el ecólogo estadounidense Richard Heinberg.

Al lamentar que Puerto Rico importe el 85 por ciento de petróleo para la generación de energía, Heinberg consideró que la alta dependencia de los combustibles fósiles conduce a paralizar el desarrollo económico mundial.

“Es tiempo de crecer sin la necesidad de depender del combustible fósil”, sostuvo en una conferencia auspiciada por la Comisión de Recursos Naturales, Ambientales y Asuntos Energéticos del Senado, que preside Cirilo Tirado Rivera.

Advirtió que en el presente siglo se proyecta una paralización del desarrollo porque desde 1972 se han soslayado las recomendaciones de los científicos sobre las fuentes de energía alterna, no contaminantes y menos costosas.

El autor del libro “The End of Growth” (El fin del crecimiento) se refirió al elevado coste social de la utilización de combustibles fósiles, que al tiempo que escasea tiene precios en constante elevación, como evidencia que mientras un barril costaba 25 dólares en 2002, durante el pasado año promedió 100 dólares.

Heinberg insistió en la energía solar y de viento como elementos sostenibles al descartar el gas natural como opción intermedia en transición para romper con la dependencia del petróleo, como impulsa la estatal Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

El director ejecutivo de la AEE, Juan Alicea Flores, ha sido denunciado por el gremio de esa corporación pública como opuesto a que se transforme el sistema de producción de energía eléctrica con mecanismos alternos para romper con la dependencia del petróleo, que estimulan en el país los intermediarios que se lucran del negocio.