Energías renovables, energía solar y eólica, las más baratas para generar electricidad.

Dan beneficios impositivos a inversiones en energías renovables

REVE

Las fuentes de energía renovable son la eólica, solar, geotérmica, mareomotriz, hidráulica, biomasa, gases de vertedero, gases de plantas de depuración y biogás, principalmente.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) anunció ayer un beneficio impositivo para las empresas que realicen inversiones en energías renovables, una de las grandes apuestas del Gobierno para salir del déficit energético que afectó al país en los últimos años. De hecho, en 2016 hubo una gran afluencia de inversores privados para desarrollar esa clase de proyectos.

Según la resolución publicada en el Boletín Oficial, aquellas compañías que concreten inversiones en “emprendimientos de producción de energía eléctrica a partir del uso de fuentes renovables de energía” podrán acceder a la acreditación y/o devolución anticipada del impuesto al valor agregado (IVA). Según la resolución general 4101 de la AFIP, las empresas incluidas en el régimen de fomento para el uso de fuentes renovables de energía podrán practicar simultáneamente en el impuesto a las ganancias la amortización acelerada de los bienes previstos en sus inversiones.

A su vez, la normativa firmada por el titular de la AFIP, Alberto Abad, indica que el beneficio también alcanzará al IVA que hubiera sido facturado a los responsables del gravamen por la compra, fabricación, elaboración o importación definitiva de bienes de capital incorporados al proceso (en todos los casos, siempre que se trate de bienes nuevos), así como también por la realización de obras de infraestructura, tal como dispuso el decreto 531 de marzo de 2016.

En esos casos, el tributo “les será acreditado contra otros impuestos recaudados por esta Administración Federal, o en su defecto les será devuelto en las condiciones que al respecto se establezcan”, dice la resolución publicada ayer. A su vez, el texto recuerda que el régimen de fomento instituye un régimen de inversiones para la construcción de obras nuevas con el otorgamiento de beneficios promocionales, entre ellos la devolución anticipada del impuesto al valor agregado.

lanacion.com.ar