Google ofrece un millón de dólares para innovar las energías renovables

Nueva tecnología de Google sacaría del juego a las baterías de litio

REVE

El hermético equipo especial X de Alphabet, la matriz de Google, tiene otra idea que podría salvar al mundo. Con el nombre clave de Malta, involucra tinas de sal y anticongelante.

El laboratorio de investigación, que dio a luz al vehículo sin conductor hace casi una década, está desarrollando un sistema para almacenar energía renovable.

Puede instalarse prácticamente en cualquier parte, tiene el potencial para durar más que las baterías de iones de litio y competir en precio con nuevas centrales hidroeléctricas y otros métodos existentes de almacenamiento de electricidad limpia, según los ejecutivos y científicos de X.

El sistema mezcla una técnica establecida con componentes recientemente diseñados. “Piénselo, en un nivel muy simple, como un frigorífico y un avión”, dijo Julian Green, el gerente de producto de Malta.

Dos tanques se llenan con sal y dos con anticongelante o un líquido hidrocarburo. El sistema absorbe energía en forma de electricidad y la transforma en corrientes separadas de aire frío y caliente. El aire caliente calienta la sal mientras que el aire frío refrigera el anticongelante, un poco como un refrigerador.

Millonario mercado X está incursionando en un mercado que podría ver inversiones por US$ 40.000 millones para 2024, según Bloomberg New Energy Finance.

Este año se almacenarán aproximadamente 790 megavatios de energía y se espera que la capacidad global alcance 45 gigavatios en siete años.

Las redes eléctricas existentes tienen dificultades con la energía renovable, un problema irritante que está impulsando la demanda de nuevos métodos de almacenamiento.

Energía perdida Los paneles solares y los parques eólicos producen energía alrededor de mediodía y por la noche cuando la demanda disminuye. Esto obliga a las empresas de servicios públicos a descartarla prefiriendo las centrales de petróleo y carbón más predecibles y las centrales de gas natural para el consumo “peak”.

Tan solo en el primer semestre, California desechó más de 300.000 megavatios producidos por paneles solares y parques eólicos ya que no existe una buena manera de almacenarlos.

Esto es suficiente para alimentar decenas de miles de hogares. Aproximadamente el 4% de toda la energía eólica de Alemania fue desechada en 2015, según Bloomberg New Energy Finance. China tira más del 17%.

 

Con Información de Diario Financiero