Eólica y energías renovables en Brasil: presidenta Dilma Rousseff conecta el mayor complejo eólico de Latinoamérica.

Energías renovables y petróleo compiten en Latinoamérica

REVE

América Latina sigue buscando su camino para cubrir sus crecientes necesidades energéticas, en una región con países como Venezuela, el territorio con mayores reservas de petróleo en el mundo, pero también Uruguay, uno de los más avanzados en energía eólica.

‘Es cierto que es una región que tiene mucho petróleo y gas natural, pero muchos países no tienen. En Uruguay no tenemos ni petróleo, ni gas, ni carbón’, señala Ramón Méndez, director nacional de Energía de 2008 a febrero de 2015.

Eólica y energías renovables en Brasil: presidenta Dilma Rousseff conecta el mayor complejo eólico de Latinoamérica.
Eólica y energías renovables en Brasil: presidenta Dilma Rousseff conecta el mayor complejo eólico de Latinoamérica.

Una situación que ha impulsado a este pequeño país de 3,3 millones de habitantes a apostar por la energía eólica, hasta convertirse en uno de los más desarrollados en este campo.

‘Logramos a fines de 2014 que el 96% de nuestra energía sea de origen renovable’, se congratula.

Así como Uruguay, parte de la región, ya equipada con represas hidroeléctricas, se ha lanzado en las energías limpias: en el desierto de Atacama, Chile prepara un parque solar gigante. En Brasil y México, florecen los parques eólicos.

El futuro parque contará con 35 aerogeneradores de 2 MW cada uno y será capaz de producir energía suficiente como para abastecer el total de la demanda de la ciudad de Salto. Abengoa (MCE: ABG.B), compañía que aplica soluciones tecnológicas innovadoras para el desarrollo sostenible en los sectores de energía y medioambiente, ha sido seleccionada para construir y operar un nuevo parque eólico de 70 MW en la localidad de Palomas, en el departamento de Salto, en Uruguay. Este proyecto, valorado en 165 MUS$, permitirá el suministro de energía renovable para una población de aproximadamente 100.000 personas, evitando alrededor de140.000 tCO2 a la atmósfera cada año. Está previsto que Abengoa aporte unos 6 MUS$ de equity en el proyecto. Abengoa será la responsable de acometer el desarrollo, la ingeniería y la construcción, así como su posterior operación y mantenimiento por un periodo de 20 años, bajo un modelo de leasing operativo mediante el pago de una cuota mensual por parte de la empresa eléctrica estatal de Uruguay (UTE), que supondrán unos ingresos de 500 MUS$ al final del periodo de mantenimiento. El inicio de la construcción del proyecto se ha estimado para comienzos del año 2014, con un plazo aproximado para la puesta en marcha de 14 meses, según los tiempos del proceso de adjudicación. El futuro parque contará con 35 aerogeneradores de 2 MW cada uno y será capaz de producir energía suficiente como para abastecer el total de la demanda de la ciudad de Salto. La zona cuenta con un recurso eólico abundante y relativamente homogéneo a lo largo de todo el año, sin grandes fluctuaciones en su velocidad, lo que permitirá un buen rendimiento del parque cuando entre en operación. Abengoa cuenta ya con dos parques eólicos de 50 MW cada uno adjudicados en Uruguay. El primero, en la localidad de Peralta en el Departamento de Tacuarembó, se encuentra en fase final de obras y el segundo en la localidad de Cerro Colorado en el Departamento de Flores está próximo a comenzar las obras. Para ambos proyectos se han firmado contratos de compraventa de energía por 20 años con la empresa eléctrica estatal de Uruguay (UTE). Con esta nueva adjudicación, Abengoa afianza su posición en el mercado eólico y se consolida como el primer desarrollador y operador privado de energía eólica de Uruguay, país en el que la compañía lleva trabajando desde 1980, y en el que ha desarrollado numerosos proyectos desde entonces. Entre los más significativos cabe destacar la ampliación y remodelación de la planta potabilizadora de aguas corrientes que abastece de agua potable a la cuidad de Montevideo, la línea de transmisión de Montevideo a San Carlos, las estaciones conversoras de frecuencia en las ciudades de Rivera y Melo que permitirán aumentar la interconexión eléctrica de Uruguay con Brasil. http://www.evwind.com/2013/09/23/eolica-y-energias-renovables-en-uruguay-abengoa-desarrolla-un-parque-eolico-de-70-mw-con-35-aerogeneradores/ http://www.evwind.es/2013/09/23/abengoa-to-develop-new-70-mw-wind-farm-in-uruguay/36114 http://santamarta-florez.blogspot.com.es/2013/09/abengoa-desarrollara-un-nuevo-parque.html http://santamarta-florez.blogspot.com.es/2013/09/abengoa-to-develop-new-70-mw-wind-farm.html-“La energía eólica nos abaratará el coste de abastecimiento y vamos a poder financiar el emprendimiento con la ayuda de nuestros clientes, como forma de tener una mayor comunión”, señaló Casaravilla. Gonzalo Casaravilla comunicó que el próximo año se impulsarán parques eólicos con una inversión total de 600 millones de dólares y se podrá comprar acciones en locales de pago. Se buscarán socios que aporten 150 millones de dólares, dado que la inversión restante será financiada por los canales usuales. En tanto, informó que las obligaciones negociable emitidas días atrás por UTE dejaron a las autoridades “muy contentos”, dado que se alcanzó una emisión de U$S 30 millones. Destacó que el 30 % de las obligaciones adquiridas fueron en cifras menores a U$S 5.000 y el 90 % de cifras menores a U$S 20.000. La emisión de finales de este año será por valor entre U$S 100 millones y U$S 120 millones. La rentabilidad será con un piso del 10 %, pero “si los proyectos tienen buen funcionamiento puede ser más”. “Apuntamos a que el pequeño ahorrista pueda participar, a través de un sistema mucho más agresivo que la emisión de obligaciones y que se pueda comprar acciones en los locales de pagos”, afirmó el titular de UTE. http://santamarta-florez.blogspot.com.es/2013/08/eolica-en-uruguay-ute-impulsa-proyectos.html
La eólica será la base del sistema eléctrico en Uruguay con 600 aerogeneradores

Tanto es así que en diciembre, la organización de protección del medio ambiente WWF describió a América Latina como la ‘nueva región de predilección para la energía renovable’, y felicitó a los cinco Estados más destacados en este ámbito según ella: Costa Rica (en camino de ‘convertirse en el primer país de América Latina impulsado 100% por energía renovable’), Uruguay, Brasil, Chile y México.

‘Entre 2002 y 2012, la energía eólica aumentó en promedio un 26% en el mundo. En América del Sur creció un 51%, en América Central, un 42%’, apunta Tabaré Arroyo Curras, experto en energía de WWF, instalado en México.

La mayoría de los países latinoamericanos proponen mecanismos estimulantes en la materia.

Pero ‘no todo es oro’. Respecto de la energía solar, ‘no hemos hecho el esfuerzo por sacarla adelante’, dice Arroyo Curras. ‘Generamos menos del 0,5% de la electricidad’ con energía solar.

BARRERAS Y RETICENCIAS

El tema de la energía renovable surge en América Latina en momentos en que, debido a su crecimiento económico, aumentan sus necesidades energéticas.

‘Uno de nuestros estudios muestra que la región tendrá que multiplicar por dos sus capacidades energéticas de aquí a 2030’, explica desde Washington Gerard Alleng, especialista en cambio climático en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

‘Esto ejerce presión en el sistema energético: producir energía se convertirá en un desafío para la región’. Pero es también ‘una oportunidad para las energías renovables’, explica.

Tomando en cuenta el clima excepcional en la región, las energías limpias podrían cubrir más de 20 veces la demanda de electricidad en América Latina antes de 2050, según el BID.

Pero existen barreras, en especial lo que WWF llama ‘subsidios perversos a los combustibles fósiles’.

‘Los países donde es muy complicado para las energías renovables penetrar con fuerza son Bolivia, Perú y Ecuador (…) y también un poco Argentina’, países en donde ‘en 2013, más de 40.000 millones de dólares se destinaron a subvencionar los combustibles fósiles’, es decir ‘dos veces todo lo que se invirtió en energías renovables en todo el continente en el mismo año’, se lamenta Tabaré Arroyo Curras.

Sin contar con las reticencias de los productores de gas y petróleo.

‘Hay tensiones’ dentro de los organismos regionales, cuenta una fuente cercana de un gobierno latinoamericano, entre los partidarios de las energías renovables y ‘un grupo de países liderado por Venezuela, Bolivia, Argentina y Ecuador’.

‘Estamos construyendo el tratado energético de la Unasur, pero no logramos salir del índice, porque tenemos puntos de vista totalmente diferentes’, añadió Curras.

Por su parte, Sébastien Velut, director del Instituto de Altos Estudios sobre América Latina (IHEAL) en París, cita ‘la disponibilidad de hidrocarburos’ como un freno a las energías renovables.

‘En Colombia, Ecuador, seguimos en un modelo más petrolero’ y ‘en Venezuela, la gasolina es tan barata que representa un freno enorme para cualquier cambio’, dijo

Incluso Uruguay anunció en enero el hallazgo de 20 potenciales depósitos de petróleo en el norte del país, aunque aseguró que esto no contradice su política de energías limpias.

‘Sí, por supuesto, estamos buscando petróleo’, afirma Ramón Méndez, ya que para el transporte principalmente seguirá siendo indispensable por mucho tiempo. ‘¡Es una cuestión de supervivencia!’, concluye.