Eólica y energías renovables en Nicaragua: Desarrollo de la eólica y la geotérmica

REVE

Eólica y energías renovables: Nicaragua, paraíso de la eólica, la geotérmica y la energía solar.

Con capacidad para generar 5.800 megavatios de energías renovables (eólica, geotérmica y otras), Nicaragua solo está aprovechando un poco más del 5% de su potencial, destaca el Banco Mundial, BM, en el artículo titulado “Un paraíso de las energías renovables se abre paso en Centroamérica”.

El país tiene un gran potencial en el desarrollo de energías renovables, porque posee recursos geotérmicos por su larga cadena volcánica y actividad sísmica, excelente exposición al viento y al sol, y una gran cantidad de fuentes dispersas de agua, pero fue hasta en 2006 que comenzó a ponerle atención a la necesidad de cambiar su matriz energética, enfatiza el artículo.

Según el BM, que cita en su artículo al Ministerio de Energía y Minas, MEM, actualmente un 58% de la energía es producida a partir de fuentes renovables, y el restante 42% aún depende del búnker, un combustible derivado del petróleo.

Nicaragua, según el artículo del BM, tiene el mayor potencial de la región para producir energía geotérmica, con reservas estimadas en 1.500 megavatios, MW, más de la capacidad del sistema energético del país, que es de 1.300 MW.

En producción de energías renovables no hidráulicas en la región, Nicaragua está detrás de Costa Rica, con un 21% de participación.

El país pretende producir el 90% de la energía que consume a partir de fuentes renovables en 2020.

La generación de energías renovables es importante tanto por su efecto en la economía nacional como por su efecto en el medio ambiente.

“La generación de este tipo de energía (se refiere a energía térmica) no solo es importante por los efectos positivos en la economía, sino también por la reducción de emisión de GEI (gases de efecto invernadero) en prácticamente 80.000 toneladas”, expresó el vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y Caribe, Hasan Tuluy, durante una visita a la planta Polaris el pasado 22 de octubre.

Mientras tanto, un proyecto de energía eólica como el de “Eolo” representará un ahorro de US$20 millones anuales, y desde su puesta en marcha ha logrado reducir 82,000 toneladas de emisiones de dióxido de carbono, según el mencionado artículo.

El desarrollo de energías verdes ha aportado al crecimiento de la cobertura del servicio de energía eléctrica en el país.

Según el MEM, en el período 2006-2012 hubo un incremento del 21.1% en el índice de cobertura eléctrica, en el que se alcanzó la cifra de 75.1% de la población del país con acceso a servicios de electricidad.

En el reciente informe “Climascopio 2013”, del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, Nicaragua se destacó en el parámetro de “marco propicio” para invertir en energías limpias, porque ofrece incentivos fiscales como exención de tasas por importación de equipos, Impuesto sobre la Renta e Impuesto de Recursos Naturales.

En el estudio, Nicaragua sobresale como el tercer país de Latinoamérica más atractivo para invertir en energía renovable, gracias a ese potencial verde del que goza y a los incentivos para desarrollar y para financiar los proyectos.

http://www.evwind.com/2013/10/29/eolica-y-energias-renovables-nicaragua-desarrolla-la-eolica-la-geotermica-y-la-energia-solar/

http://santamarta-florez.blogspot.com.es/2013/10/nicaragua-paraiso-de-la-eolica-la.html