Termosolar y energías renovables: dos años de Gemasolar. En concreto, la región cuenta con 6.025 megavatios (MW) de potencia eléctrica renovable, siendo la tecnología eólica, con más de 3.320 MW, la que más aporta. Le sigue la energía solar termoeléctrica, con más de 947 MW, y la solar fotovoltaica, con más de 856 MW. Las energías renovables suponen ya el 38% de la potencia eléctrica total en Andalucía, mientras que hace sólo cinco años era del 13%, según datos publicados por la Agencia Andaluza de la Energía, entidad adscrita a la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo. Las energías renovables se obtienen de fuentes naturales inagotables y producen calor, electricidad y energía para el transporte y se obtienen, entre otros sistemas por la instalación en de placas solares en Córdoba y Sevilla fundamentalmente. El avance de Andalucía hacia un desarrollo energético sostenible hacen podamos considerar el sector como estratégico para la economía andaluza, ya que implica a cerca de 1.400 empresas. Una actividad que acumula además experiencia en investigación y liderazgo tecnológico, que ha permitido que actualmente Andalucía sea referente en esta materia. En este sentido, Andalucía es la primera región de Europa con centrales termo solares en funcionamiento, con más de 947 MW distribuidos en 23 centrales (dos experimentales), que abastecen a una población equivalente de 477.000 hogares y evitan más de 757.000 toneladas de CO2 anuales a la atmósfera. No obstante, la energía solar no se ha impuesto aún a las fuentes energéticas no renovables porque todavía el coste de producción tras I+D+I sigue resultando más caro que el consumo de combustibles fósiles. Por ello, continúan haciéndose estudios e investigaciones a nivel mundial que permitan avanzar en el abaratamiento de los costes. En este sentido, los investigadores y técnicos que trabajan en un nuevo tipo de célula solar, hecha de un material considerablemente más barato de obtener, la perovskita y que podría generar tanta energía como las células solares básicas actuales.

Andalucía apuesta por las energías renovables: eólica, termosolar y fotovoltaica

REVE

Las energías renovables suponen ya el 35% de la potencia eléctrica instalada en Andalucía.

Eólica, termosolar y fotovoltaica ya suponen una parte considerable del consumo energético de Andalucía.

El crecimiento de las energías renovables ha sido generalizado. La tecnología termosolar sigue siendo líder indiscutible, ya que durante 2011 ha duplicado la potencia instalada, generando un 107% más de energía  eléctrica. En 2011 se consolida como la tercera fuente renovable de mayor aporte energético a la estructura de energía primaria (energía que no ha sido sometida a ningún proceso de conversión y se encuentra en su forma natural), con el 17,5% del consumo total de energía renovable. En primer lugar se encuentra la biomasa, con el 52,5%, seguida de la eólica, que en el 2011 aporta cerca del 20%.

La Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo ha publicado, a través de la Agencia Andaluza de la Energía, la edición anual ‘Datos Energéticos de Andalucía 2011?, un documento de referencia donde se realiza un análisis detallado de la situación de la Comunidad Autónoma dando a conocer las necesidades energéticas del territorio y su estructura.

La potencia eléctrica total de Andalucía ha crecido un 2,6%, situándose  en 15.077 megavatios (MW). El avance de las energías renovables que ha  experimentado Andalucía durante 2011 ha hecho que más de un tercio de  esa potencia eléctrica, el 35,6%, sea renovable.

Según recoge la publicación, el año 2011 se ha caracterizado por continuar con la senda de crecimiento del aporte de energía de origen renovable, hasta suponer el 14,4% del consumo de todas las energías total andaluz, con 2.738 kilotoneladas equivalentes de petróleo (ktep). De esta forma, las fuentes renovables (sol, viento, biomasa…), vuelven a ser la tercera fuente energética más consumida en Andalucía, tras el petróleo y el gas.

A pesar de que la actual coyuntura económica tiene una incidencia directa en la demanda de energía de los diferentes sectores, hay que destacar que en Andalucía este descenso se ha focalizado en fuentes de energías fósiles, frente a un crecimiento de la demanda de renovables, tanto en generación eléctrica, como para usos térmicos y transporte. Esto repercute positivamente en la mejora de la autonomía energética y en la competitividad de los sectores productivos andaluces, que ven reducidos los costes económicos asociados al consumo de energía, así como las emisiones de gases de efecto invernadero.

El grado de autoabastecimiento energético, es decir, el porcentaje de consumo que se cubre con energía autóctona, se sitúa en 2011 en el 13,9% (2.652,7 ktep), siendo en la práctica totalidad (un 98,1%) de origen renovable.

La producción de electricidad supera este año a la demanda, lo que supone un saldo eléctrico exportador de 82 ktep. En 2011, la tasa de autogeneración eléctrica (cociente entre la producción y la demanda), se situó en el 102,4%.

Análisis sectorial

El sector que más ha incrementado el consumo de energías renovables ha sido el del transporte, aunque el aporte de esta fuente también ha aumentado en los sectores servicios y primario.

El sector transporte baja por cuarto año consecutivo su consumo global de todaslas energías, situándose en niveles del año 2003. En 2011, supone el 36% del consumo final andaluz. Igual le ocurre al sector de la industria, que disminuye a nivel de 2010 y supone el 32,5% de todo el consumo final de Andalucía. Tras diez años de crecimiento, el sector residencial reduce su consumo en un 5,1% y supone el 14,2% del consumo total. Un 2,2% lo hace el sector servicios, que representa el 9% del total. El único que incrementa su consumo de energía en el año 2011 es el primario, que aumenta un 1% hasta suponer el 8,3% del total.

Análisis provincial

Por provincias, se registra una reducción del consumo total de energías en todas salvo en Cádiz, con un 7,6% (172,1 ktep) más que el año anterior debido al mayor consumo de gas natural en industria.

Las mayores tasas de descenso se dan en las provincias de menor demanda: Jaén con un 8,0% (100,7 ktep) menos; Almería con un 6,5% (67,8 ktep) de caída y Córdoba donde se ha consumido un 5,7% (70,2 ktep) menos de energía en comparación con el año anterior. Sevilla continúa siendo la provincia de mayor consumo con el 19,5% de toda la energía final y Cádiz con el 18,2%. Le sigue Málaga, con el 15,5%. Huelva y Granada, con el 12,2% y 9,8% respectivamente. Por último, Jaén y Córdoba, ambas con el 8,7% y Almería, con el 7,3% del consumo final.

Info-ENERGÍA

Esta información estadística presenta este año como novedad una nueva herramienta denominada ‘info-ENERGÍA’, a la que se accede desde la página web de la Agencia Andaluza de la Energía (http://www.agenciaandaluzadelaenergia.es) y que aporta un mayor nivel de desagregación de datos en el ámbito provincial, facilitando así su análisis, pudiéndose exportar además, en formatos hoja de cálculo y lector pdf.

http://www.evwind.com/wp-content/uploads/2012/09/termosolar-Abengoa.jpg

Esta aplicación es la primera de sus características diseñada por una comunidad autónoma y tiene entre sus principales valores albergar en una misma interfaz información procedente de numerosas fuentes, no sólo en el ámbito de nuestra comunidad autónoma, sino nacional y de la Unión Europea.

Además de publicar datos relativos al ahorro y la eficiencia energética, las infraestructuras energéticas y la calidad de suministro eléctrico, amplía la información contenida en la publicación anual “Datos Energéticos de Andalucía”.

En ‘info-ENERGÍA’ se pueden consultar las series históricas de consumo y producción energética agrupadas por fuentes, vectores energéticos y sectores, junto a indicadores relativos a infraestructuras, socioeconómicos y medioambientales.

http://www.juntadeandalucia.es