co2 wind coal

España aumenta sus emisiones de CO2 un 18,7% desde 1990

REVE

España ha sido en 2015 el segundo país de la Unión Europea que no ha reducido sus emisiones de C02 desde 1990. Según un informe de la Agencia Europea de Medioambiente, nuestro país ha aumentado cuantitativamente las emisiones de gases de efecto invernadero en un 18,7%.

La Agencia Europea de Medioambiente (AEMA) ha publicado los datos preliminares para 2015 de las emisiones de GHG de los países socios de la UE. En el informe se destaca que Chipre, con un 54,6%, y España, con un 18,7%, fueron los Estados miembros en los que más crecieron las emisiones desde 1990.

En sentido contrario, las mayores reducciones en ese periodo de tiempo fueron las registradas en Lituania, con un recorte del 59,8%, Letonia (-56,1%) y Rumanía (-55,4%). En 2015, de los 28 países de la UE hasta 23 estados emitían menos que en 1990, No es el caso de España que en términos absolutos es el país de la UE que en más toneladas de CO2 ha aumentado sus emisiones a la atmósfera (53,4 millones de toneladas, respecto a 1990), mientras que Alemania es el país que  más ha reducido sus emisiones a la atmosfera cuantitativamente (-339 millones de toneladas de CO2).

El nivel de emisiones de gases de efecto invernadero en el conjunto de la UE creció en 2015 por primera desde 2010 en un 0,7%. En su totalidad eran un 22 % menores en relación a los niveles de 1990, lo que representa una caída absoluta de 1.127 millones de toneladas de unidades equivalentes a dióxido de carbono (CO2).

En España las emisiones aumentaron en un 3,2% respecto a 2014 emitiéndose 10,4 millones de toneladas más a la atmosfera que el año anterior, sólo por detrás de Italia en toda la UE, que tuvo un aumento de 12 millones de toneladas. Es el segundo año consecutivo en el que las emisiones de GHG en España aumentan, coincidiendo con el segundo aniversario de la Reforma Energética.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), la economía española creció también en un 3,2% por lo que resulta obvio que tras la Reforma Energética, que ha paralizado a las energías renovables desde 2013, se ha parado la mejoría en la intensidad de carbono de nuestra economía habiéndose producido una correlación perfecta entre crecimiento económico y crecimiento de las emisiones.

Con este modelo de crecimiento económico, basado en un mayor consumo de combustibles fósiles, es imposible cumplir con los objetivos de 2020 de cambio climático y energías renovables, y no se pueden poner las bases para una verdadera transición energética que permita la descarbonización de la economía española para 2050.

http://www.somoseolicos.com/