Energía eólica de Brasil cuenta con 14.300 megavatios

En total, fueron 14,34 gigavatios (GW) de capacidad instalada en 568 parques eólicos y más de 7.000 aerogeneradores en 12 estados, informó la Asociación Brasileña de Energía Eólica (Abeeólica).

La producción de energía eólica en Brasil alcanzó la marca de 14 gigavatios (GW) de capacidad instalada en septiembre de 2018, equivalentes a la energía producida por la represa de Itaipú, la mayor planta hidroeléctrica del país, informó la Asociación Brasileña de Energía Eólica (Abeeólica).

En total, fueron 14,34 GW de capacidad instalada en 568 parques eólicos y más de 7.000 aerogeneradores en 12 estados.

Los estados de la región noreste concentraron la mayor parte de la producción, liderados por Río Grande del Norte, con 146 parques y 3.949,3 megavatios (MW) de potencia; Bahía, con 133 parques y una potencia de 3.525 MW; y Ceará se ubicó en tercer lugar, con 80 parques instalados y 2.049 MW de potencia.

“La fuente eólica ha mostrado un crecimiento constante, pasando de menos de un GW en 2011 a los 14 GW actuales, completamente conectados a la red de transmisión. En promedio, la energía generada por estas eólicas equivale en la actualidad al consumo residencial medio de alrededor de 26 millones de viviendas (80 millones de personas)”, informó Abeeólica. De acuerdo con el informe del organismo, la energía producida con viento está cercana a atender casi el 14% del Sistema Interconectado Nacional (SIN).

De acuerdo con el informe del organismo, la energía producida con viento está cercana a atender casi el 14% del Sistema Interconectado Nacional (SIN).

En el caso del noreste, los récords de atención a la carga superan el 70% de la energía producida en la región.

El récord de producción de la región se produjo el pasado 13 de septiembre, cuando el 74% de la demanda fue atendida por la energía eólica, con un factor de capacidad del 76,5%.

“Vale mencionar también que ese mismo día (13 de septiembre) el noreste fue exportador de energía durante todo el día, una realidad totalmente opuesta al histórico del submercado, que es por naturaleza importador de energía”, destacó Abeeólica.