Cuba obtendrá con energías renovables, eólica y energía solar, el 24% de su consumo.

Energía eólica en Las Tunas

El carro se adentra por caminos recién desbrozados. El fuerte olor a salitre advierte la cercanía inminente de la costa y el sol abrasador indica que es casi mediodía. Aunque aún no se levantan las torres de los aerogeneradores, el aire sugiere que algo grande sucede en esos contornos, un tipo de actividad ingeniera y constructiva sin precedentes en un país subdesarrollado.

La instalación y operación en Las Tunas de los Parques Eólicos La Herradura 1 (LH1) y La Herradura 2 (LH2) constituyen un proyecto único. Cuba no puede seguir apostando por los combustibles fósiles y otros convencionales. La nación precisa de una profunda transición energética y justamente por esos caminos andamos. Sin experiencias previas, cada tarea se enfrenta como parte de un cronograma detallado, porque la magnitud de las labores así lo requiere.
parque-eolico1Hasta allí llegó nuestro equipo de prensa para conocer como marcha la obra. Luis Alberto Barrera Pupo, jefe de ejecución de LH2 nos informó que trabajan al unísono en ambos parques; en la perforación y voladura de las bases para el cimiento y en el hormigonado de los sellos de nivelación. A su vez dan continuidad a los movimientos de tierra en el vial sur de LH1 y se inició un vial definitivo del segundo circuito de LH2.
El ingeniero civil nos condujo hacia una de las bases de aerogeneradores con sello de nivelación fundido, y argumentó en el terreno los pasos esenciales que requiere ese proceso. “El sello es una base de hormigón no estructural ubicada entre el nivel de desplante y el cimiento, además de la nivelación brinda protección al acero, al alejarlo mucho más de los materiales que puedan contaminarlo. Por el gran peso de los aerogeneradores y lo agresivo del medio ambiente tendrán una resistencia de 20 megapascal”.
En las últimas semanas han tenido como obstáculos las lluvias y los manantiales poco profundos; no obstante, emplean la estrategia para el achique (sacar el agua acumulada en las bases) mediante bombas, sin detener la ejecución. Barrera Pupo aclara que esto no afectará el cimiento porque el acero poseerá un recubrimiento de diez centímetros y garantizarán que el hormigón sea homogéneo y sin porosidad.
El especialista enfatiza que “el proceso de montaje será muy complejo. Cada parque dsipone de tecnologías distintas y una gran altura. Todo tiene que estar bien compensado, porque si hay una mínima diferencia en el peso, la rotación no es simétrica. Según lo previsto para diciembre debemos terminar la fundición de los sellos en el segundo circuito de LH1”.
En los almacenes a cielo abierto de la pista de Lora se encuentran las 34 virolas (unión entre la base del aerogenerador y el primer tramo de torre) de LH1, y ya se hallan en tierra tunera 4 jaulas de perno de las 20 de LH2. Conocimos que ya están en proceso de importación los primeros 11 aerogeneradores, correspondientes al primer parque, cuyas pruebas de fábrica fueron realizadas y evaluadas por especialistas cubanos. Se concluye además, el diseño del proyecto de la subestación eléctrica, que conectará ambos parques al Sistema Electroenergético Nacional.
TIERRA ADENTRO…
Guayacán es una zona apartada y tranquila del municipio Jesús Menéndez, donde un puñado de familias pone a prueba su ingenio, ante tierras casi infértiles por la sal del mar y dolorosas cicatrices que han dejado en los últimos años los eventos climatológicos. Ubicada en la carretera que conduce a las playas del norte de la provincia; solo en los meses de verano se incrementa el trasiego de vehículos por esos lares.
Sin embargo, la construcción cercana de los parques eólicos más grandes de Cuba, ha trastocado, para bien, el silencio del lugar. Guayacán forma parte indispensable del millonario proyecto, al acoger hace varios meses, el montaje del Centro de Apoyo Logístico (CAL), que producirá el hormigón destinado a la construcción de los parques La Herradura 1 y La Herradura 2. Por estos días se realizan los ajustes finales en la obra.
eolicoA Rafael Pavón Ruz, jefe de la planta, lo encontramos junto a su brigada probando el equipamiento recién instalado. La novedosa tecnología marca SANY de procedencia china cuenta con un batching plant (planta de elaboración de hormigón) principal con capacidad para producir 60 metros cúbicos de hormigón por hora y uno auxiliar que procesa 30 metros cúbicos en igual tiempo.
Pavón, como todos lo llaman, nos explica la necesidad de esta inversión para el emplazamiento de LH1 y LH2. Hasta el momento la mezcla que se utiliza en la fundición de los sellos de las bases de los aerogeneradores se transporta desde Las Tunas, lo cual representa mayor tiempo para su traslado y más gasto de combustible. Por otra parte, el hormigón para los cimientos no se debe trasladar desde tan lejos, porque compromete su calidad, debido a la posibilidad de generarse juntas frías durante el vaciado, por las que pueden entrar la humedad y corromper el acero.
El especialista precisa que “el proceso se realiza de manera automática y se controla desde una computadora. Ya comprobamos las dovelas de arena y de piedra, los vibradores neumáticos de audio y los cinco cilos de cemento con capacidad de almacenamiento de 60 toneladas cada uno; también realizamos pruebas en vacío y todo funciona perfectamente. En cada paso tenemos la asesoría del Ingeniero Eléctrico Jiang Wang Bing, de la empresa suministradora”.
Se prevee que en la primera quincena de noviembre el CAL entre en funcionamiento. Más de 120 toneladas de cemento se encuentran ya en el lugar procedentes de las fábricas de Cienfuegos y Nuevitas, así como grandes volúmenes de áridos transportados vía ferrocarril desde Las Parras. Disponen además, de un laboratorio para probar la resistencia del hormigón y cinco trompos hormigoneras para conducirlo hasta los parques eólicos.parque-eolico
Soplan buenos vientos
En el Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta 2030 se plantea que el Estado cubano promoverá la eficiencia energética y el desarrollo de fuentes renovables de energía. En tal sentido, uno de los objetivos planteados en el documento refiere: “Garantizar un suministro energético confiable, diversificado, moderno, a precios competitivos y en condiciones de sostenibilidad ambiental, aumentando sustancialmente el porcentaje de participación de las fuentes renovables de energía en la matriz energética nacional”.
Para alcanzar dicho objetivo, una de las metas propuestas es aumentar sustancialmente el porcentaje de la energía renovable en el conjunto de fuentes de energía. De igual manera, se prevé incrementar la cooperación internacional, a fin de facilitar el acceso a la investigación y las inversiones en tecnologías energéticas no contaminantes.
El empleo de estas variantes permitirá al país alcanzar objetivos como la disminución de la ineficiencia del sistema eléctrico, la reducción de la dependencia de combustibles fósiles, la sustentación medioambiental, la modificación de la matriz energética de generación y consumo y la rebaja del costo de la energía que se entrega a los consumidores.

Jesús Menéndez, periodico26.cu