Empresa de energías renovables ve oportunidad de proyectos en México

REVE

La empresa de energías renovables “Atlas Renewable Energy” tiene la mirada puesta en proyectos de energía limpia en México, debido al “sólido” futuro de la reforma energética, dijo el director general de la compañía en este país, Camilo Serrano.

“Atlas Renewable Energy” ingresó a México este mes con la compra a SunPower Corp. del proyecto solar “Guajiro”, en el estado de Hidalgo (centro), con una capacidad instalada estimada de 126,5 megavatios pico (MWp).

El proyecto es el primero de varios en México, que aumentarán de manera gradual su tamaño, en la conquista de la empresa por el mercado latinoamericano, dijo Serrano en entrevista con Xinhua.

“La idea es hacer más de este tipo de proyectos, incluso más grandes en los próximos años”, señaló el directivo.

“México es un mercado grande, es un mercado en el que va a haber mayores oportunidades en los próximos años”, agregó.

“Atlas Renewable Energy” se estableció en 2017, formada por el fondo británico de capital privado Actis y la base de activos de la estadounidense SunEdison en América Latina.

La plataforma de energía solar y eólica opera en Brasil, Chile y Uruguay.

El proyecto mexicano “Guajiro” comenzará operaciones en el segundo trimestre de 2019, y generará unos 300 gigavatios hora (GWh) de energía limpia al año.

Serrano dijo que México representa un alto potencial para la empresa, debido a que su nivel de penetración en cuanto a energías limpias es muy bajo, en contraste con otros mercados maduros como Brasil y Chile.

“México venía un paso atrás con respecto a otras economías como la brasileña, la chilena e incluso la peruana, en donde se venían dando a cabo ya subastas de energía renovable”, comentó Serrano sobre la apertura del sector mexicano a la participación privada.

La apuesta en México de la empresa también se da por la confianza en la continuidad de la reforma energética, pese a la realización de las elecciones presidenciales del 1 de julio.

El favorito en los sondeos para ganar los comicios, Andrés Manuel López Obrador, ha dicho en sus discursos que, de llegar al poder, puede revertir partes de la reforma energética impulsada por la administración del presidente Enrique Peña Nieto.

“Nosotros creemos que la reforma energética es bastante sólida y que está mostrando sus frutos”, dijo Serrano.

“Vemos un potencial, creemos en las instituciones y creemos que la reforma es bastante sólida y, desde el punto de vista de la electricidad, nos sentimos muy cómodos”, agregó.

La reforma energética de México se promulgó con sus leyes secundarias en 2014, y permite la participación de inversión privada nacional y extranjera, en un rubro que estaba reservado para el gobierno desde que nacionalizó la industria en 1938.

El pasado 11 de abril, el secretario (ministro) mexicano de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, dijo que las tres subastas eléctricas realizadas hasta ahora para adjudicar contratos a empresas privadas generarán inversiones por unos 8.600 millones de dólares al 2021.

México busca hacia el 2024 que el 43 por ciento de la generación de la electricidad sea a través de energías limpias.

“Se espera que sigan continuando estas subastas de energía, que se sigan otorgando bastantes contratos de energía para satisfacer los requerimientos de la política energética”, indicó Serrano.

“Se puede ver un apetito de los inversionistas extranjeros, en general, por estar en México, y nosotros le apostamos a México”, añadió.