Iberdrola y Navantia celebran entrega de los primeros jackets para el mayor parque eólico marino

REVE

Cada jacket, en esta ocasión de tres patas y no de cuatro como los de Wikinger, pesa 850 toneladas, siendo la altura total del conjunto, formado por el jacket, pieza de transición, fuste, aerogenerador y pala de 626 metros.

Iberdrola y Navantia han celebrado en las instalaciones de Fene (A Coruña) el acto de entrega de los cuatro primeros jackets que la empresa naval está ejecutando en las instalaciones del astillero de Perlío, en alianza con la asturiana Windar Renovables, destinadas al parque eólico marino de East Anglia One que está desarrollando la energética en la costa de Inglaterra.

En el acto han estado presentes los presidentes de ambas compañías, Ignacio Sánchez Galán (Iberdrola) y Esteban García Vilasánchez (Navantia), así como el máximo responsable del Gobierno de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.

En esta cita, Feijóo ha querido destacar “el buen momento que atraviesa el naval gallego con una carga de trabajo en cartera o en estudios finales que supera los 3.000 millones de euros”, apuntando al mismo tiempo que el pasado año 2017 “fue el mejor de la década para esta industria naval”.

Ante un auditorio de unas 300 personas, entre trabajadores e invitados, Feijóo también ha trasladado que la diversificación ha posibilitado que “Navantia Fene sea hoy un referente en la eólica marina” y ha subrayado que, “con más innovación, los astilleros gallegos pueden tener acceso a un horizonte de mayores oportunidades, además de un mercado que abarca a un mayor número de países”.

También ha aprovechando para agradecer la apuesta realizada en su día por parte de Iberdrola, ya que “de no apostar por Fene-Ferrol, hoy probablemente este astillero continuaría como estuvo durante una década, cerrado”.

El máximo mandatario gallego también ha dejado en su discurso una incógnita a los presentes sobre nuevas contrataciones. “También le quiero agradecer otros futuros contratos de poder formalizarse, pero esto sería objeto de un acto tan solemne como este que espero al que todos ustedes estén invitados”, ha manifestado.

En este foro, el presidente de la Xunta ha adelantado que el próximo jueves, el Consello de la Xunta “aprobará las directrices energéticas de Galicia, un documento que hará hincapié en la cultura del ahorro y la eficiencia energética para disminuir el consumo alrededor de un 4% con ahorros superiores a los 150 millones de euros al año, y para que en Galicia se pueda hablar de economía verde”.

Por su parte, el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha destacado que este contrato supone “un compromiso con los países y regiones” donde desarrolla la actividad. “Demuestra nuestro interés de ser un motor y dinamizador económico del empleo, no solo en Galicia, tal y como lo estamos viendo, sino que en otras zonas de España, y una manera de contribución de nuestras empresa al país”, ha señalado.

“En la última década, la compañía ha invertido 1.200 millones de euros y damos empleo a más de 700 personas”, ha sentenciado.

Sánchez Galán también ha señalado que Iberdrola ha realizado compras “por 8.700 millones de euros, una gran parte de ellas a empresas españolas para proyectos dentro y fuera de nuestro país, ha pagado impuestos por más de 7.100 millones de euros, 3.200 de ellos en España, y da empleo en todo el mundo a 400.000 personas”.

PLAN INDUSTRIAL

Por su parte, el presidente de Navantia, Esteban García Vilasánchez, ha destacado que ésta se ha convertido “en estos últimos años en un referente en la construcción de eólica ‘offshore’ y más concretamente este astillero de Fene, que ya es conocido por ello en este competitivo mercado internacional”.

Así, ha manifestado que en estas instalaciones ya se han ejecutado “con éxito” tres programas para este sector en los últimos años y que dicha diversificación aparece “recogida en el plan estratégico de Navantia con el que “pretende mantener todos los centros de trabajo y rejuvenecer la plantilla, para adecuarla a los nuevos requerimientos del mercado, objetivo que trae consigo un nuevo plan de formación y marco laboral”, así como “la puesta en marcha de un plan de eficiencia operativa que facilite la modernización de todos los centros, mediante la incorporación de nuevas tecnologías, la digitalización, el astillero 4.0 y los sistemas de gestión”.

La construcción de hasta 42 jackets en las instalaciones de la antigua Astano es posible gracias a un contrato firmado en diciembre de 2016 entre Navantia e Iberdrola, el segundo de estas características tras el desarrollado para el parque de Wikinger, en el Mar Báltico.

Este encargo genera aproximadamente un millón de horas de trabajo, con 800 empleos creados de media y picos de ocupación de hasta 1.300 operarios.

El proyecto East Anglia One de la filial británica de Iberdrola, Scottish Power, supondrá el parque eólico marino más grande del mundo cuando empiece a funcionar, previsto para el año 2020, situado en la costa sureste de Inglaterra, contará con 102 aerogeneradores, suministrados por la multinacional Siemens-Gamesa y proporcionarán hasta 714 megavatios (MW) de potencia.