19 países de América Latina presentaron compromisos contra el cambio climático

REVE

Hasta los momentos son 146 países de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, han dado a conocer las acciones que ejecutarán con la intención de aminorar sus Gases de Efecto Invernadero (GEI) y hacerle frente al cambio climático.

El portal web Conexión COP, reseñó que el pasado 1ero de octubre era la fecha límite para que los Estados hagan públicas sus INDC de manera voluntaria, y de acuerdo a sus realidades. Las contribuciones están basadas en medidas sectoriales para alcanzar un desarrollo sostenible.

El primer país latinoamericano y uno de los primeros a nivel mundial que hizo pública su contribución, fue México. Su meta planteada es reducir incondicionalmente un 25% de sus emisiones de GEI con respecto a un escenario “Business as Usual” (BAU por sus siglas en inglés) al 2030, es decir comparado al nivel de emisiones proyectadas para el 2030 si todo sigue igual. El porcentaje podría elevarse a 40% de manera condicional, sujeto a que se dé un acuerdo climático global con ciertas condiciones, entre otros un acceso a un apoyo financiero y tecnológico internacional.

Un hito importante fue el hecho de que varios países “se comprometieron a una meta mínima de manera incondicionada, apoyándose en recursos propios”. Demuestra el nivel de madurez en los Estados de la región está creciendo. Además, varias naciones como México, Chile o Perú se mostraron transparentes al organizar consultas públicas sobre sus propuestas de INDC.

Las contribuciones de la región, la lucha contra la deforestación y revalorización del bosque y las energías renovables convencionales como la hidroeléctrica, y en menor proporción, energías renovables no convencionales, como la energía solar o eólica.

al cambio climático

También incluyen acciones orientadas a buenas prácticas agrícolas, transporte limpio, gestión de residuos y mejora de procesos industriales.

En cuanto a acciones de corto plazo, el país más ambicioso en Latinoamérica fue Costa Rica, ya que reafirma en su INDC su meta de ser carbono-neutral en el 2021, es decir que además de reducir sus emisiones de GEI, compensará las emisiones restantes, entre otros gracias a acciones forestales.

Este compromiso resalta la importancia de la acción pre 2020, ya que el acuerdo que se firmará en París recién entrará en vigencia en el 2020, y que se necesitan acciones que se enmarquen en el escenario actual, para hacerle frente al cambio climático.