Eólica argentina Impsa suspenderá pagos y reducirá personal.

Cinco firmas internacionales compiten por los activos de Impsa en Brasil

REVE

Al menos 5 empresas extranjeras están en carrera para quedarse con los activos de WPE (Wind Power Energy), firma subsidiaria de Impsa en Brasil, cuya venta está atada al concurso de acreedores que avanza en ese país.

Además de un grupo de capitales chinos, entre los interesados está ERG, número uno de Italia en energía eólica, pero la definición se sabrá luego del 15 de octubre, nuevo plazo para la propuesta de reestructuración del millonario pasivo luego de que la Justicia brasileña prorrogara el vencimiento previsto para la reestructuración.

Escudándose en la confidencialidad de un acuerdo por la deuda, superior a los u$s840 millones (unos 3.200 millones de reales), desde Impsa confirmaron el interés. Pero eluden hablar del cambio de manos, que incluyen al complejo eólico de Santa Catarina, considerado el más grande de América Latina, cuyo contrato de u$s250 millones impago del Estado complicó las finanzas de WPE.

Según el diario mendocino Los Andes, ERG es una firma italiana dedicada a la generación hidroeléctrica y a explotar energías renovables, en línea con el expertise de Impsa. Número 1 de la península en proyectos eólicos y uno de los principales operadores de Europa, lleva ejecutados parques por 1.446 MW en potencia instalada.

Con una historia casi tan vasta como la del grupo de Enrique Pescarmona, se vinculó al negocio del petróleo y gas con E.ON, conocida en Mendoza como ex accionista de Ecogas. Pese a las consultas de Los Andes, ERG no se explayó sobre sus intenciones.

“Son 5 firmas con experiencia que han manifestado interés, siempre dentro del proceso de acuerdo con acreedores que nos proponemos cerrar. Depende de que el juez apruebe el plan en octubre”, reconoció genéricamente Juan Carlos Fernández, CEO de Impsa.

Algunas semanas atrás, Impsa había comunicado a la Comisión Nacional de Valores un informe de tasación de su subsidiaria en Brasil. Una comunicación “a los fines de la transferencia de la participación accionaria en la subsidiaria Wind Power Energía S.A.”.

Ya en 2014 había trascendido un preacuerdo con la local Ventos de Sao Jorge Energías Renováveis, del fondo de inversión Salus, por Energimp, otra filial de Impsa, según una presentación ante el ente antimonopolio de Brasil. Pero el concurso modificó los planes.

Como sociedad anónima constituida bajo las leyes brasileñas, en diciembre de 2014 WPE había logrado que el juez de la localidad de Sao Agostino, Jordao da Vasconcelos, aprobara su pedido de acceder a la “recuperação judicial” a instancias de un acreedor por falta de pago.

Es el proceso que debía empezar a cerrarse el 15 de setiembre y facilitaría la venta de activos pero Vasconcelos lo extendió por otros 30 días.