El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, endurecerá las medidas para luchar contra el cambio climático y, según las nuevas disposiciones, las centrales energéticas tendrán que reducir en los próximos 15 años sus emisiones dañinas un 32 por ciento en comparación con 2005, informó hoy "The New York Times".

Obama: Estados Unidos liderará lucha mundial contra cambio climático

REVE

Estados Unidos liderará la lucha mundial contra el cambio climático, acelerando la transición de fuentes de energía sucia a energías renovables, como la eólica y la solar, afirmó hoy el presidente Barack Obama .

En su mensaje sabatino, el presidente indicó que durante su inminente viaje a Alaska hablará con los habitantes sobre “cómo podemos trabajar juntos para hacer de Estados Unidos el líder mundial en materia del cambio climático”.

Precisó que ya varias comunidades de Alaska se encuentran bajo amenaza de desaparecer y que de acuerdo con el propio gobernador del estado sus habitantes deberán ser reubicados debido a la amenaza que supone el cambio climático.

“Lo que está sucediendo en Alaska nos está sucediendo a todos. Es nuestra llamada de atención. Y mientras yo sea presidente, Estados Unidos liderará al mundo para enfrentar la amenaza del cambio climático antes de que sea demasiado tarde”, enfatizó.

Obama explicó que ese estado ya sufre los efectos del cambio climático mediante incendios forestales más frecuentes y extensos, y temporales con oleadas más grandes, ya que el hielo del mar se derrite más rápidamente.

Asimismo explicó que ese estado sufre de la erosión costera más rápida del mundo, que en algunos lugares es de cerca de un metro cada año.

“Los glaciares de Alaska también se están derritiendo más rápidamente, amenazando el turismo y añadiendo al crecimiento de los mares. Y si no hacemos nada, las temperaturas de Alaska se prevé que aumentarán entre seis y doce grados a fin de siglo, cambiando todo tipo de industrias”, dijo.

Afirmó que estas transformaciones son reales, y que además del “peligro inminente” bajo el que viven las cuatro comunidades que deben ser reubicadas, el crecimiento del nivel del mar ya está comenzando a tragarse una comunidad isleña.

“Piensen en eso. Si otro país amenazara con acabar con una ciudad de Estados Unidos, haríamos todo lo posible para protegernos. El cambio climático plantea la misma amenaza, ahora mismo”, alertó Obama.

Precisó que lo mismo que ha hecho con China , convocará durante su viaje a Alaska a otras naciones a hacer un frente común con estas amenazas.

Puntualizó que una de las maneras en que Estados Unidos está combatiendo el cambio climático es abandonando fuentes de energía sucia que amenazan nuestra salud y nuestro medio ambiente , por fuentes de energía limpia y renovable como la eólica y la solar.

El mandatario aseguró que aunque se acelera esa transición, el país aún tiene que depender del petróleo y del gas, y que en ese sentido es necesario confiar más en la producción nacional que en las importaciones extranjeras.

Al respecto, agregó que comparte las preocupaciones sobre perforaciones de empresas en aguas ambientalmente sensibles, como la solicitud aprobada a Shell en Alaska, por lo que su gobierno se ha asegurado de que estas operaciones se hagan con la mayor seguridad posible.