Saeta (ACS) prevé acometer su primera compra de activos de energías renovables

REVE

El resultado de la filial cotizada de energías renovables de ACS arroja un beneficio de 14 millones de euros en el caso de descontar estos efectos que, no obstante, han permitido a la empresa el mencionado recorte del coste de su deuda de casi cien puntos básicos.

Saeta Yield prevé realizar en la segunda mitad de 2015 su primera adquisición de activos de generación de energía renovable, que se sumarían así a la cartera con la que la compañía salió a Bolsa el pasado mes de febrero.

La filial de energía verde de ACS asegura contar con un sólido balance para “financiar una política de crecientes adquisiciones”, según indica en la presentación de resultados del primer semestre del año.

En este periodo, Saeta, el primer ‘yield’ que saltó a Bolsa en Europa, ha recortado en un 25% su endeudamiento, que se situó en 753 millones de euros y ha reducido su coste, si bien esta reestructuración ha tenido un impacto en las cuentas.

La compañía cerró el semestre con una pérdida neta de 6,8 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone quintuplicar los ‘números rojos’ contabilizados un año antes, por el resultado financiero de las reestructuraciones de derivados realizadas ante la salida a Bolsa.

 

En el plano operativo, Saeta facturó 112,7 millones de euros entre enero y junio, un 11% más, gracias al “efecto del mayor precio eléctrico”. El beneficio bruto de explotación (Ebitda) se elevó un 16%, hasta 79,2 millones.

Saeta obtiene la mayoría de sus ingresos (el 69%) de los componentes regulados, frente al 31% que obtiene de la venta de electricidad al mercado.

La compañía, también participada por el fondo GIP, cuenta con una cartera de instalaciones de generación de energía verde que suman 689 megavatios (MW) de potencia. Los termosolares aportaron más de la mitad (el 53%) de los ingresos, y los eólicos, el 47% restante.

En concreto, los activos eólicos generaron 568 gigavatios de electricidad a la hora (GWh) en el semestre, un volumen “ligeramente inferior” al planificado debido a “una menor recurso eólico”.

Por contra, la irradiación y la producción de las plantas termosolares de la compañía fueron superiores a las esperadas y a las del año anterior. Estos activos generaron 228 GWh, un rendimiento medio de las plantas del 111%.