En cuanto a la cobertura de la demanda, la nuclear cubrió el 21,9 % (un 21,2 % en 2013), la eólica el 20,4 % (un 21,2 % en 2013), el carbón el 16,4 % (un 14,6 % en 2013), la hidráulica el 15,4 % (un 14,2 % en 2013) y la cogeneración el 10,4 % (un 12,5 % en 2013). Por debajo de una participación del 10 % se han situado los ciclos combinados que han aportado el 8,5 % de la demanda (un punto menos que el año anterior) y las tecnologías solares y la térmica renovable que conjuntamente han cubierto el 7 % de la demanda, aportación similar a la de 2013. Las energías renovables han mantenido un papel destacado en la producción global de energía en el sistema eléctrico cubriendo el 42,8 % de la producción total (un 42,2 % en 2013). En términos absolutos la generación renovable ha descendido un 1,0% respecto al año anterior, debido principalmente a la caída de un 6,1 % de la producción eólica. A pesar de este descenso, cabe destacar que la eólica ha sido la tecnología con mayor contribución a la producción total de energía en el sistema eléctrico español peninsular en los meses de enero, febrero y noviembre. En cuanto a emisiones de CO2 del sector eléctrico peninsular, el aumento de generación con carbón se ha compensado con la generación de fuentes renovables, situando el nivel de emisiones en 2014 en 60,4 millones de toneladas, valor similar a los 60,1 millones de toneladas en 2013. La demanda peninsular de energía eléctrica durante el 2014, una vez tenidos en cuenta los efectos del calendario y las temperaturas, ha descendido un 0,2%, lo que supone una caída sensiblemente menor que la registrada el pasado año, que descendió un 2,2%. La demanda bruta fue de 243.486 GWh, un 1,2% inferior a la del 2013. Potencia instalada al 31 de diciembre del 2014 (102.259 MW) Red Eléctrica publica estos datos en el Avance del informe del sistema eléctrico español del 2014 que adelanta el resultado anual del comportamiento del sistema eléctrico. El 4 de febrero, se alcanzaron los valores máximos de potencia instantánea, con 39.948 MW a las 20.18 horas, y de demanda horaria, con 38.666 MWh entre las 20.00 y las 21.00 horas. Además, el máximo de demanda de energía eléctrica diaria se registró el 11 de febrero con 798 GWh. Evolución anual de la demanda eléctrica peninsular (año móvil) Balance de renovables y cobertura de la demanda Las energías renovables han mantenido un papel destacado en la producción global de energía de este año cubriendo el 42,8% de la producción total (un 42,2% en el 2013). En términos absolutos, la generación renovable ha descendido un 1% respecto al año anterior, debido principalmente a la caída de la producción eólica en un 6,1%. Sin embargo, la energía eólica ha sido la tecnología con mayor contribución a la producción total en el sistema eléctrico peninsular en los meses de enero, febrero y noviembre. El producible hidráulico se situó en 32.655 GWh, un 18% superior al valor medio histórico y prácticamente igual al del 2013. En cuanto a la cobertura de la demanda, la nuclear cubrió el 21,9%, la eólica el 20,4%, el carbón el 16,4%, la hidráulica el 15,4% y la cogeneración el 10,4%. Por debajo del 10% se han situado los ciclos combinados, con una participación del 8,5%, y las tecnologías solares y la térmica renovable, que conjuntamente han cubierto el 7% de la demanda anual, aportación similar a la del 2013. Respecto a las emisiones de CO2 del sistema eléctrico peninsular, el aumento de producción con carbón se ha compensado con la generación de energía renovable, lo que produce un saldo de emisiones de 60,4 millones de toneladas en el 2014, valor similar al del 2013. La potencia instalada peninsular se mantiene estable La potencia instalada en el parque generador peninsular se ha mantenido prácticamente estable respecto al 2013 y al finalizar el año, se sitúa en 102.259 MW, un 0,1% menos que en diciembre del pasado año, debido principalmente a la reducción de 159 MW de potencia que ha registrado el carbón con el cierre de la central de Escucha. Sistemas no peninsulares La demanda anual de energía eléctrica en el conjunto de los sistemas no peninsulares ha descendido en el 2014 un 0,9% respecto al año anterior. Por sistemas, en Baleares ha caído un 1,7% y en Canarias, un 0,5%, mientras que en Ceuta y Melilla, ha crecido un 5,4% y un 0,3%, respectivamente. El enlace Península-Baleares ha registrado un saldo exportador hacia el archipiélago de 1.293 GWh, un 1,9% superior al 2013, lo que ha permitido cubrir el 23,2% de la demanda del sistema eléctrico balear. La potencia instalada también se ha mantenido en estos sistemas en niveles similares al 2013, a excepción de Canarias donde destaca la incorporación de 12 MW en la isla de El Hierro, correspondientes a una nueva central que combina eólica y bombeo (hidroeólica). Saldo exportador en el programa de intercambios internacionales El saldo de intercambios internacionales de energía eléctrica ha mantenido un año más el signo exportador con 3.543 GWh, un 47,4% inferior al del 2013. Las exportaciones alcanzaron 15.772 GWh y las importaciones 12.228 GWh. Saldos de los intercambios internacionales de energía eléctrica Red de transporte eléctrico nacional Durante el 2014 se han puesto en funcionamiento 621 km de circuitos de nuevas líneas, por lo que la red de transporte eléctrico nacional alcanza los 42.760 km de circuitos. Asimismo, la capacidad de transformación se ha incrementado en 3.535 MVA, elevando la capacidad total de transformación nacional a 84.779 MVA. Para consultar el Avance del informe del sistema eléctrico español del 2014 en la web de Red Eléctrica, pulsa aquí. http://www.evwind.com/2014/12/23/energias-renovables-eolica-fotovoltaica-termosolar-y-otras-aportan-el-428-de-la-produccion-electrica-en-espana/ http://santamarta-florez.blogspot.com.es/2014/12/energias-renovables-eolica-fotovoltaica.html

Energías renovables: No tiene sentido abandonar la prioridad de acceso para la eólica

REVE

Eólica y energías renovables: Prioridad de acceso para la eólica.

La posibilidad de que se elimine la prioridad de acceso de las renovables a las redes eléctricas, como se ha pedido desde algunos ámbitos, es una idea descabellada, según la Asociación Empresarial Eólica (AEE).
Hay muchos motivos por los que una decisión semejante no tendría justificación posible:
Por razones de tipo legal
La prioridad de acceso nació a principios de los años 80 en Estados Unidos a raíz de la Public Utilities Policies Act (PURPA) después de la segunda crisis por los altos precios del petróleo, con el objetivo de permitir la recuperación de las inversiones en energías renovables, intensivas en capital. La idea era simple: siempre que hubiera viento, la eólica vendería la electricidad a un precio prefijado, basado en el coste que le evita al sistema por ser una energía autóctona y gratuita. Un objetivo adicional era promover la entrada de nuevos actores, productores de electricidad independientes o cualificados.
Esta prioridad de acceso se trasladó a la normativa española antes incluso de la aprobación de la Ley 54/1997 del Sector Eléctrico, a través de la figura del autoproductor, con objetivos similares a la regulación americana. Y acaba de reafirmarse con la publicación en el BOE el pasado viernes 27 de diciembre con la nueva Ley del Sector Eléctrico.
Este derecho se establece también en la Directiva Europea sobre energías renovables, que garantiza el derecho a los productores de este tipo de energías: “Los Estados miembros deberán establecer bien un acceso prioritario o un acceso garantizado a la red de la electricidad generada a partir de fuentes de energía renovables” y “velarán porque, cuando se realice el despacho de las instalaciones de generación de electricidad, los operadores de los sistemas de transporte den prioridad a las instalaciones de generación que utilicen fuentes de energía renovables”.

http://www.somoseolicos.com/wp-content/uploads/2013/12/Dibujo.jpg

Por razones tecnológicas
El sistema eléctrico español y los parques eólicos se han diseñado y construido en los últimos años alrededor de una integración óptima de la eólica. Prueba de ello es que, cuando por razones de falta de demanda y de respuesta de otras tecnologías más caras ha habido que reducir la generación, esto ha sido posible gracias a las instalaciones eólicas. Éstas han respondido en tiempo real a los requerimientos del operador del sistema gracias a las inversiones hechas por las empresas eólicas para tener sus instalaciones adaptadas al sistema.
Por razones de competitividad de la industria española
Si bien los incentivos a la eólica –que también nacen para incentivar a las tecnologías limpias frente a las contaminantes– se recaudan a través de la tarifa de acceso, el hecho de que la eólica desplace a instalaciones con costes marginales más caros hace que los consumidores, especialmente los industriales, disfruten desde el año 2009 de unos costes de energía eléctrica más bajos. Hasta noviembre de este año el precio en el mercado mayorista del pool había sido un 11% más barato que en 2012, gracias a, entre otros factores, una mayor aportación eólica (+13%), y hasta un 15% más barato que en 2011.
Otro ejemplo aún más claro del efecto que tiene la eólica sobre el mercado ha ocurrido estas Navidades, en que el viento que ha traído consigo la ciclogénesis explosiva ha tumbado los precios del pool. Según los datos de OMIE, el precio del pool se situó el martes 24 en 9,18 euros/MWh, el miércoles 25 en 5,42 euros y el jueves 26, en 12,84 euros. En el resto de diciembre, el anticiclón que nos ha acompañado tuvo como consecuencia unos niveles de viento inusualmente bajos para el último mes del año, uno de los motivos por los que el precio de la electricidad se ha disparado hasta máximos de 112 euros/MWh. Así lo recoge incluso la justificación del RDL 17/2013 que fija el precio de la TUR para el primer trimestre:
“Adicionalmente, todo lo anterior se enmarca en un contexto de precios elevados en el mercado spot de electricidad. En concreto, desde el día 2 de diciembre de 2013, los precios en el mercado mayorista spot se han incrementado hasta alcanzar los 80-90 €/MWh, llegando a niveles no registrados en el mercado ibérico de electricidad (MIBEL), zona española, desde el año 2002, representando un incremento de un 60-70 % con respecto a la semana anterior cuyo precio se situaba en el entorno de los 50 €/MWh. Este marco se produce en el siguiente contexto:
Un escenario de reducida producción eólica que se ha mantenido durante tres semanas. En concreto, en diciembre, la producción eólica ha sido un 30 % inferior al mismo periodo del año anterior. Respecto al mes de noviembre, la producción eólica ha sido en valor medio diario un 49 % inferior.
Teniendo en cuenta que el primer trimestre es habitualmente un periodo de alta producción eólica (estimado en términos medios en un 20 % superior a diciembre 2013) y reducida indisponibilidad (entre 4.000 y 6.000 MW menos que en diciembre), se considera que el escenario registrado en el mercado spot durante el mes de diciembre no debería ser directamente extrapolable al primer trimestre de 2014, en particular a las referencias de los mercados a plazo con vencimiento en dicho periodo.”
Como se puede observar por el texto, el Gobierno da por hecho que la eólica reduce el precio del mercado, especialmente en el primer trimestre del año. Esto ocurre porque la eólica tiene prioridad de acceso a la red, pero si se eliminara esa prioridad entonces no podría tener el mismo efecto abaratador sobre los precios del mercado.

Por razones medioambientales y de salud pública
La eólica es una tecnología limpia y que no contamina, por lo que es lógico que tenga prioridad sobre las que usan combustibles fósiles importados y contaminantes. La protección de la salud pública y del medioambiente tiene que ser prioritaria.
En síntesis, la regulación sobre prioridad de acceso ha sido piedra angular del desarrollo de las renovables. Eliminarla sería un importante error, que no se sostiene ni legalmente ni desde el punto de vista económico, social o medioambiental.

http://www.evwind.com/2013/12/30/eolica-y-energias-renovables-prioridad-de-acceso-de-las-energias-renovables/