Energías renovables y fracking: La eólica es cuatro veces más eficiente que el fracking.

El gobierno de Rajoy prefiere el fracking y el CO2 a la eólica, termosolar y fotovoltaica

REVE

El gobierno de Rajoy se carga las energías renovables (eólica, termosolar y fotovoltaica) y promueve el fracking.

El mismo gobierno que está destruyendo la eólica, la fotovoltaica y la termosolar, y todo el tejido industrial de más de 100.000 empleos, se dedica a promover la contaminación y las emisiones de CO2.

El sector vende el fracking como una alternativa al pico del gas y del petróleo, pero la realidad es que la alternativa más segura pasa por las energías renovables.

Desde hace unos meses el lobby del fracking ha comenzado una campaña para tratar de convencer a la opinión pública de los beneficios de esta práctica.

Ecooo considera que es una huida hacia delante de un modelo obsoleto y que existen alternativas eficientes y rentables desde las energías renovables que pueden asegurar la soberanía energética sin necesidad de asumir riesgos tan altos.

Esta semana se han sucedido dos hechos que han demostrado las intenciones de la industria del fracking de convencer a la opinión pública de las bondades de esta práctica.

En primer lugar, el Colegio de Ingenieros de Minas publicaba un informe en el que se señalaba que el fracking es una alternativa de futuro ante el agotamiento de los combustibles fósiles. Un día después, Voz Pópuli sacaba a la luz que uno de los autores del estudio tiene importantes intereses en una empresa que tiene entre sus líneas de trabajo el desarrollo de la fractura hidráulica.

Por otro lado, ayer se presentaba en Madrid la plataforma Shale Gas España, una entidad formada en su mayoría por empresas extranjeras, salvo la vasca Hidrocarburos Euskadi y que se presenta como una plataforma para “promover un diálogo informativo y transparente”. El objetivo real que se esconde detrás de esta plataforma es ofrecer una visión positivista de una práctica que se ha demostrado peligrosa en demasiadas ocasiones y que está generando muchísimo rechazo vecinal en los lugares donde se ha intentado instaurar.

Para Ecooo es absurdo desarrollar una práctica que puede comprometer el medio ambiente y la salud de las personas. Otro de los argumentos se centra en la creación de puestos de trabajo y el desarrollo de una industria incipiente. En un territorio como el del Estado español en el que sobra el viento y el sol y en el que hay una industria ya consolidada como es la de las renovables, lo lógico sería impulsar este sector que además permitiría la creación de miles de puestos de trabajo.

Por último, uno de los principales argumentos del lobby del fracking pasa por reivindicar la soberanía energética de cara al encarecimiento de las materias primas energéticas provenientes del exterior. Llama la atención cómo se puede defender la soberanía energética al tratar de explotar recursos caros y peligrosos mientras existen recursos gratuitos como el sol y el viento que sólo requieren de inversión inicial para ser explotados.

Ecooo considera que los argumentos del lobby del fracking son endebles y sólo buscan legitimar una práctica beneficiosa para unas pocas empresas sin tener en cuenta los derechos y el bien común de la ciudadanía.

http://www.evwind.com/2013/03/17/el-gobierno-de-rajoy-se-carga-las-energias-renovables-eolica-termosolar-y-fotovoltaica-y-promueve-el-fracking/