Eólica: aerogeneradores de Vestas en el parque eólico de Hvide Sande

REVE

La meta de Dinamarca para el año 2020 es lograr que el 50 por ciento de su consumo de electricidad provenga de energía eólica. Actualmente se encuentra en el 30 por ciento.

En Dinamarca, prácticamente todo lo que se consume y se usa, es movido por energías renovables. Así, más del 70 por ciento de los alimentos vendidos en este país, provienen de cultivo ecológicos. Los hombres el campo, además de producir alimentos de primera necesidad, obtienen del abono grandes cantidades de metano.Este país está convertido en la mayor lechería de Europa.

En tanto en Oaxaca, personas ajenas a San Dionisio del Mar, en el Istmo de Tehuantepec, rechazan la instalación de un parque eólico para producir energía limpia, en este espectacular destino de playa, fuente próspera de pesca y de descanso para miles de turistas anualmente, opera una batería de aerogeneradores a escasos cien metros de las aguas marinas.

Aquí funcionan tres de los más grandes aerogeneradores de Vestas, con capacidad cada uno de tres megavatios, y su operación alimenta de energía limpia a ocho mil casas de descanso, que todo tiempo registran lleno total, con sobredemanda en periodos vacacionales.

http://www.evwind.com/wp-content/uploads/2012/07/vestasgrande.jpg

En visita guiada por expertos de Vestas, entre ellos su director externo de Comunicación, Michael Zarin, estas obras de ingeniería de vanguardia de la compañía funcionan en batería en la orilla del mar, y hay proyectos para ampliar la línea por varios kilómetros más, porque no hay danés que no le apueste a una mejor calidad de vida.

En este asentamiento eco-turístico, imponentes  aerogeneradores de energía renovable, obras de ingeniería de vanguardia de la compañía Vestas, funcionan en batería en la orilla del mar, y hay proyectos para ampliar la línea por varios kilómetros más, porque no hay danés que no le apueste a una mejor calidad de vida, expone su director de Comunicación Esterna, Michael Zarin.

El Ejecutivo de Vestas, vislumbra lo anterior, luego de que Mogens Pederson, director municipal de Ringkobing, enaltece las bondades de la energía renovable, campo en que Dinamarca es líder mundial.

Resalta: Solo tres de los colosales aerogeneradores que operan en la playa de Hvide Sande, alimentan de electricidad a ocho mil viviendas vacacionales situadas en este lugar.

Nosotros no tenemos riqueza en el subsuelo. Los aerogeneradores funcionan en una barra donde solo hay arena.

Las colosales obras, ubicadas a 150 metros de las aguas marinas, no perturban en lo mínimo la pesca. Por el contrario, hoy tenemos más producción pesquera porque contamos con un mar limpio, libre de contaminantes, expone de su lado Jens Frich, Vice presidente de la Asociación de Pescadores de Hvide Sande.

En este sitio más conocido por miles de visitantes como playa “blanca” por el color de su arena, Michael Zarin, dice que en Dinamarca se ha agigantado la cultura ecológica.

La meta de Dinamarca para el año 2020 es lograr que el 50 por ciento de su consumo de electricidad provenga de energía eólica. Actualmente se encuentra en el 30 por ciento.

En Dinamarca, prácticamente todo lo que se consume y se usa, es movido por energías renovables. Así, más del 70 por ciento de los alimentos vendidos en este país, provienen de cultivo ecológicos. Los hombres el campo, además de producir alimentos de primera necesidad, obtienen del abono grandes cantidades de metano.Este país está convertido en la mayor lechería de Europa.

En Aarhus, la segunda ciudad más importante de Dinamarca, las calles se distinguen por su limpieza. No se observan carros recolectores de desechos. Aquí no existe comercio ambulante ni semifijo.

Durante su visita por esta ciudad, NOTICIAS pudo constatar que aquí, la basura es fuente de progreso. Todos los desechos inorgánicos son reciclados y la basura orgánica es incinerada para la obtención de energía que se aplica en sistemas de calefacción para oficinas municipales.

 

23,300 Turbinas tiene la compañía Vestas en el mundo

 

El cuarto de mando de Vestas

En la Ciudad de Aarhus, se encuentra las fábricas de Vestas, verdaderas fortalezas donde se diseñan y se arman las torres  y las turbinas para generar energía eólica. Sólo aquí da empleo a más de dos mil personas.

Desde aquí, expertos del Centro de Rendimiento, Diagnóstico e Investigación de Vestas, monitorean sus 23 mil 300 turbinas en el mundo, incluidas las 51 que corresponden al Istmo de Tehuantepec.

En Dinamarca, dice Michael Zarin, es otro tipo de cultura. Sobresale por sus proyectos “verdes” que engloban ecología, energías limpias, transporte público ecológico. Desarrollo sostenible abierto a todas las clases sociales.

En Copenhague, la capital de Dinamarca, cuenta con múltiples certificaciones por sus aportaciones a la ecología.

Su Centro Histórico es uno de los más bellos. Su transporte público es cien por ciento ecológico, aunque el peso de la demanda del servicio es proporcionada por el tren rápido que en segundos recorre grandes distancias.

El uso de la bicicleta es común en esta ciudad, y los automovilistas gozan de elevada cultura de respeto a los ciclistas y peatones.

Por ello la importancia de Oaxaca de transitar al campo de las energías renovables, expone Michael Zarin, director externo de Comunicaciones de la Compañía Vestas.

Oaxaca, pero especialmente el Istmo de Tehuantepec, se encuentra en una posición privilegiada para la obtención de energía limpia, y para el mejoramiento del nivel de vida de sus habitantes, dice.

REYNALDO BRACAMONTES RUIZ, http://www.migrar.noticiasnet.mx