Eólica en México: proyecto eólico de Mareña con aerogeneradores de Vestas podría anularse

La energía eólica está joven en México

REVE

En 8 años México podría generar hasta 12.000  MW con centrales eólicas.

Tres elementos son relevantes y abren la posibilidad de crecimiento en este mercado eólico; un estado de derecho robusto que incluya objetivos de política de largo plazo , como los establecidos en la Ley de Aprovechamiento de Energía Renovables y el financiamiento de la transición de energética y la Ley General de Cambio Climático.

Dadas las condiciones de desarrollo que ha alcanzado la energía eólica en el país, México podría incrementar su crecimiento para alcanzar 15% de la capacidad total instalada del país en 2020.

Al participar en el encuentro internacional “México Wind Power 2013” el director de la Asociación Mexicana de Energía Eólica (AMDEE), Leopoldo Rodríguez Olivé, recordó que en 8 años México podría generar hasta 12.000  MW en parques eólicos.

Destacó que en 2012, la industria eólica en México llegó a los 1.370 MW instalados y en operación y que para este año se tienen registrados proyectos por otros 700 MW, que podrían ser más por el atractivo que representa invertir en el país.

Recordó que hasta hace pocos años, en 2005 se hablaba de las bondades de las energías producidas por la fuerza del viento, lo que impulsó la construcción de los primeros proyectos que apenas alcanzaban los 569 MW a finales de 2011.

Con lo anterior, Rodríguez Olivé aseguro que la energía eólica en México es una realidad económica, donde cualquier consumidor que obtiene energía a partir de esta fuente puede ver un beneficio económico.

Destacó el hecho de que a diferencia de otros países, donde la tecnología eólica ha sido impulsada a partir de subsidios, en México desde un inició se planteó que ésta tenía que funcionar por sí misma y ser rentable.

A ello se suman los nuevos avances que se han alcanzado en la tecnología y que permiten aprovechar la fuerza del viento a menores velocidades, lo que ha extendido las zonas explotables en el territorio mexicano.

De esta manera, sitios que en el norte de México apenas hace 2 o 3 años no eran suficientemente atractivos para el desarrollo de proyectos sin subsidios, “hoy en día son proyectos muy interesantes gracias al incremento en la eficiencia y productividad de las turbinas eólicas”.

Por todos estos elementos, aseguró que están dadas todas las condiciones, sin cambios institucionales o radicales, para aspirar a que México tenga al menos 12 mil MW para 2020, lo que representaría 15% de la capacidad instalada del país.

Para el embajador de Alemania en México, Edmund Duckwitz, el país se perfila como uno de los mejores destinos más importantes para la industria eólicas , a pesar de que actualmente el uso de la energía eólica en la República Mexicana es a un muy joven.

A pesar de ello, dijo, existen muchas razones para la apertura de más centrales eólicas. Señaló que las investigaciones realizadas últimamente por organismos como el Instituto de Investigaciones Eléctricas y otras entidades, indican la existencia de vientos altamente aprovechables y económicamente viables en diferentes regiones del país.

“Lo que convierte a México en uno de los destinos más interesante del mundo para estas tecnologías eólicas. Se realizarán en México diferentes inversiones millonarias en este rubro en los próximos dos años.”, recalcó durante la inauguración del Segundo Congreso “México Wind Power” celebrado en la capital del país.

En tanto Ignacio Navarro Zermeño, subsecretario de Industrias y Comercio de la Secretaría de Economía, expresó que México como en el mundo, el sector de energía se encuentra con tres retos; asegurar el abasto, impulsar el desarrollo económico y promover el cuidado del medio ambiente.

Para resolver estos problemas, explicó, es necesario el desarrollo de una política energética de largo aplazo que aunado a un marco regulatorio robusto en materia de energía cree las condiciones para estimular la inversión en nuevas tecnologías, desarrollo de mercado y una mezcla energética más limpia que facilite la transición energética hacia una economía baja en calor.

“El inicio de esta administración marca un hito para materializar esta visión con la participación de los diferentes actores de la sociedad , que mejore nuestra calidad de vida. Con la firma del Pacto por México los actores establecieron una hoja de ruta para alcanzar el desarrollo sustentable de nuestro país , que incluye la inversión en materia de investigación y desarrollo en proyectos de energías renovables , energía eólicas.”

Dos, un marco regulatorio que establezca las condiciones para el desarrollo de un mercado eficiente de energías renovables y una competencia equilibrada en cuanto a fuentes tradicionales de energía al aplicarles el valor sociales y ambientales, lo cual repercutirá en la atracción de la inversión , el desarrollo tecnológico y la formación de cadenas de valor .

Esto “facilitará que para el 2020 el mercado pueda incorporar alrededor de una quinta parte de la capacidad instalada hoy. Atraiga inversiones por más de 350 mil millones de pesos. Generar cerca de 50 mil empleos. Ahorrar combustibles fósiles y reducir hasta 13 millones de toneladas de CO2.”, argumentó el funcionario federal.

http://www.amdee.org/