General Electric certifica la compra de LM Wind Power en una operación de 1.500 millones de euros

REVE

La fábrica de Ponferrada, como el resto de centros de la empresa, pasará a manos de una compañía líder a nivel mundial en el sector de las energías renovables.

La operación, de 1.500 millones de euros, se ha completado conforme al marco regulatorio de la Unión Europea, Estados Unidos, China y Brasil. La transacción incluye el diseño y fabricación de turbinas eólicas para el negocio de GE Renewable Energy, que anuncia un impacto positivo en los resultados de la empresa para el próximo año.

El presidente de la compañía Jérôme Pécresse,  ha declarado que la adquisición de la eólica LM Wind Power “nos proporciona la eficiencia operativa necesaria para apoyar el crecimiento de nuestro negocio de turbinas eólicas, el segmento de generación de electricidad que más rápido crece. Con la tecnología e ingeniería de palas de LM, estamos en disposición de mejorar el rendimiento general de nuestros aerogeneradores, reduciendo el coste de la electricidad y aumentando el valor para nuestros clientes”.

El objetivo de General Electric es desarrollar proyectos de energías renovables a nivel local que maximicen la producción de electricidad, reduciendo al mismo tiempo el coste de la electricidad, aportando energía sostenible al mundo y mayor valor para sus clientes.

“LM Wind Power ha mantenido una larga asociación con GE que ha dado lugar a importantes innovaciones y éxitos comerciales, incluida la instalación del primer parque eólico offshore en Estados Unidos. Las capacidades de tecnología de fabricación digital y avanzada ayudarán a acelerar nuestro desarrollo tecnológico e incrementar nuestra aproximación a los clientes”, ha comentado Marc de Jong, CEO de LM Wind Power.

LM Wind Power desarrollará su trabajo como una unidad de operación independiente dentro de GE Renewable Energy, suministrando palas para los proyectos de energía eólica de GE, tanto onshore como offshore. Asimismo, continuará suministrando palas al resto de la industria eólica, estableciendo protocolos y garantías para proteger los datos confidenciales de los clientes.