China colabora para expandir energía eólica en norte de Argentina.

Vassalli apunta a la energía eólica con una firma china

REVE

Vassalli quiere instalar aerogeneradores; también interesan los ómnibus eléctricos.

Los concesionarios que controlan Vassalli Fabril, la histórica fábrica nacional de cosechadoras, tienen un plan para diversificar su negocio al rubro de las energías renovables, entre otros. En la actualidad, tres concesionarios de la firma en Córdoba (Girolani SA, Sergio Barbero y Nicola Hermanos) y uno de Buenos Aires (Mandrile y Aguirre) manejan en torno del 90% del paquete accionario de la empresa, mientras el resto lo retiene la familia Vassalli.

Estos concesionarios comenzaron tomando un 70% de participación cuando, a fines de 2015, la firma tuvo problemas financieros, luego de que Venezuela incumpliera un contrato y ellos salieran en su rescate. Además, la firma tenía una deuda por $ 12 millones por sueldos atrasados a los 500 empleados. Hasta el momento, los concesionarios vienen recuperando la empresa. En 2016 se pusieron una meta de fabricar y vender 65 máquinas entre el 30 de junio y el 31 de diciembre, y lo lograron. Para 2017 el objetivo es colocar entre 90 y 120 máquinas hasta el 30 de junio, y en los dos primeros meses del año ya vendieron 75 cosechadoras. Además, están trabajando en un nuevo modelo.

Los concesionarios que controlan Vassalli Fabril tienen un plan para diversificar su negocio al rubro de las energías renovables
Los concesionarios que controlan Vassalli Fabril tienen un plan para diversificar su negocio al rubro de las energías renovables. Foto: Archivo

De todos modos, el plan de los concesionarios es no atarse sólo al producto cosechadora. En esta línea, LA NACION pudo confirmar en el marco de la última edición de Expoagro que están avanzadas negociaciones con un grupo chino, cuyo nombre no obstante mantienen en reserva, para que la firma argentina asuma su representación en el negocio de la energía eólica. El proyecto apunta a la construcción de las torres para los generadores por parte de la empresa, mientras el grupo chino acercaría las enormes hélices que se usan en los parques eólicos.

Además, trascendió que el plan de negocios apunta a incursionar en algún momento en el rubro de los ómnibus eléctricos, aprovechando la experiencia china. “Queremos hacer esto para tener otra cosa por si anda mal la venta de cosechadoras”, contaron en la compañía.

Al margen, hoy la empresa, con sede en Firmat, está inscripta para hacer vagones de tren para el Estado. Una fuente dijo que la empresa quiere conseguir más contratos en este rubro y sumar recursos. Vassalli debe pagar $ 15 millones por mes en sueldos.

En estos momentos, la firma espera refinanciar una deuda con el Banco Nación por $ 225 millones, que viene de cuando la empresa, en 2014, pidió plata para fabricar máquinas para Venezuela. Como se quedó sin vender 80 equipos, se le generó un ahogo financiero. La firma había logrado un acuerdo de refinanciación en 2016, pero se cayó porque la línea gerencial al final se habría opuesto. Ahora, los concesionarios aguardan una reunión con las autoridades del Nación la semana próxima. Consideran que solucionar este punto es vital para que la empresa pueda seguir adelante.

Una empresa tradicional

500

Empleados

Son los que trabajan en la planta de Firmat, en Santa Fe. El pago de sueldos insume $ 15 millones por mes

75

Cosechadoras

Son los equipos que vendió en los primeros dos meses del año, sobre un plan de colocar hasta 120 máquinas en el primer semestre. En este contexto, está trabajando en el lanzamiento de un nuevo modelo

LA NACION