La UE autoriza la fusión eólica entre Siemens y Gamesa

REVE

La fusión entre Siemens Wind Power y Gamesa ha obtenido hoy la aprobación incondicional de las autoridades europeas de Competencia, con lo que se avanza hacia un gran gigante de la eólica y el suministro de aerogeneradores.

Tras la aprobación de las jurisdicciones necesarias,  se cierra así el proceso de autorizaciones de antitrust, cumpliendo todas las condiciones precedentes para la fusión. Una vez ultimadas las acciones de cierre en curso, Siemens y Gamesa prevén que la fusión sea efectiva a principios de abril, tras inscribir la compañía combinada en el Registro Mercantil de Vizcaya.

 

“Hemos alcanzado un hito relevante en nuestro camino hacia la fusión de Gamesa y Siemens Wind Power. Esta operación, que creará un líder global en la industria eólica, está diseñada para generar valor a nuestros clientes, accionistas, empleados y suministradores. Estoy muy contenta de que la compañía combinada pueda estar operativa  pronto”, comenta Lisa Davis, miembro del Consejo de Dirección de Siemens AG.

 

“Estamos muy satisfechos de recibir la aprobación incondicional de la Comisión Europea. Este es un momento histórico tanto para Gamesa como para Siemens Wind Power”, señala Ignacio Martín, Presidente ejecutivo y CEO de Gamesa. “Tras esta aprobación, estamos un paso más cerca de hacer realidad la visión de crear un líder mundial, con alcance global en los principales mercados eólicos”, añade.

El comité de dirección de la compañía fusionada, formado por profesionales de ambas compañías, se nombrará y anunciará en la primera reunión del nuevo Consejo de Administración del grupo.

La fusión, que ha recibido un fuerte respaldo desde su anuncio, fue aprobada por los accionistas de Gamesa en octubre con un 99,75% de votos a favor. En diciembre, el regulador español del mercado de valores (CNMV) confirmó la operación.

Esta operación dará lugar a un grupo eólico líder, con una base instalada de 75 GW, una cartera de pedidos valorada en 20.900 millones de euros e ingresos de 11.000 millones de euros, según datos proforma a diciembre. El Ebit ajustado se situaría en 1.058 millones de euros, con un margen Ebit del 9,6%. Siemens consolidará en sus cuentas la sociedad resultante, que seguirá cotizada en España.